El gimnasta cubano Manrique Larduet consigue boleto olímpico

Tras una excelente puntuación en el Campeonato Mundial de Gimnasia Artística con sede en Alemania, el cubano Manrique Larduet, subcampeón mundial en 2015, ha conseguido un boleto individual para los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

Larduet, de 23 años y doble medallista mundial en Glasgow-2015, logró en el Campeonato Mundial la suma de los seis aparatos (81.898 puntos) y quedó en la posición 21 a nivel mundial.

El caballo de salto le reportó la nota más elevada (14.633 puntos), aunque no buscó incluirse en la final al ejecutar un solo salto, mientras que en barra fija marcha décimo (13.866).

Para la cita de la capital nipona clasificaban los nueve primeros equipos, más 12 gimnastas de los restantes planteles.

Los expertos consideran que para el cubano este resultado es un buen regreso, luego de meses alejado de la gimnasia.

El mejor gimnasta cubano de la actualidad fue intervenido quirúrgicamente a principios de abril de sus dos muñecas y se perdió los Juegos Panamericanos de Lima (julio-agosto), pero semanas después comenzó a ejercitarse en la Escuela Nacional de Gimnasia bajo supervisión médica.

Su asistencia al Mundial estuvo en duda hasta último momento, pero gracias a su rápida recuperación, su férrea voluntad y el trabajo del cuerpo médico y el grupo de entrenadores pudo asistir a Stuttgart-2019.

Cuba solo llevó cuatro gimnastas al Mundial en busca de boletos directos para Tokio-2020.

La única fémina del cuarteto, Marcia Videaux, selló su boleto olímpico el sábado, al quedar en el puesto 53 entre más de 150 atletas en el concurso uno, resultado que le alcanzó para obtener uno de los 20 cupos otorgados a las chicas que no clasificaron con sus equipos para Tokio.