Dos cubanos chocarán en boxeo olímpico: Uno por España y otro por Cuba

El próximo viernes 30 de julio se verán las caras Julio César la Cruz y Emmanuel “El Profeta” Reyes
Boxeo cubano
 

Reproduce este artículo

Dos boxeadores cubanos, Julio César la Cruz y Emmanuel Reyes, chocarán como parte de los cuartos de final del torneo olímpico en Tokio 2020 el venidero 30 de julio en la arena nipona.

El camagüeyano César la Cruz, representando a su país de origen, avanzó cómodo frente al keniano Elly Ochola. Sin emplearse a fondo ganó por votación de 5-0, a tono con lo vaticinado por la amplia brecha de calidad que lo separa del africano: 30-26, 30-24, 30-24, 30-24, 30-23.

“Fue un buen debut en los 91 kilos en eventos internacionales de primer nivel. Cumplí lo indicado por los entrenadores para cubrir los tres asaltos en busca de ritmo, sin apresurarnos”, dijo la Cruz a la prensa cubana presente en Tokio.

Pero el próximo desafío de “La Sombra” será más exigente tras la clasificación de un ex compañero de equipo, Emmanuel Reyes, defendiendo los colores de España. El llamado “El profeta” noqueó sorprendentemente en el segundo asalto al subcampeón olímpico, el kazajo Vasili Levit.

Tras este resultado que lo enfrentará a un compatriota, la Cruz dijo que no importaba el rival, porque la meta era “ganar pelea a pelea, sin que importe quien intente evitarlo”. El cubano-español también avisaba a su rival al decir: “Yo vine a buscar mi oro y el que se ponga encima del ring, se va a caer".

Reyes Pla se fue de Cuba intentando abrirse una puerta que en su país natal le negaban tras no hacer, una y otra vez, el equipo nacional del pugilismo. España le brindó una segunda oportunidad, tras nacionalizarse en 2020 y desde entonces no ha defraudado a su país de acogida.

Después de vivir una odisea, atravesando Rusia, Alemania y países de Europa del Este, hasta llegar a Galicia, “El profeta” ha demostrado que tiene boxeo y mucho talento por explotar. Tiene condiciones para una medalla y comenzó su camino en los Juegos de la mejor manera posible, con un KO contra el kazajo Levit que aguantó lo mínimo.

"Decían que venía un tifón y aquí está. Es la mejor manera de empezar, pero el trabajo solo terminará con el oro. Eso es, el oro. Solo quiero mi oro. Respeto a mis rivales, pero el rival soy yo", expresaba el nacionalizado español.

"Hemos trabajado duro y aquí está el resultado. Está bien debutar así. Vinimos a buscar el oro y rival que nos pongan delante, rival que vamos a barrer. Vamos a por él (la Cruz) a arrancar cabezas. Me da igual que sea de Cuba. Yo vine a buscar mi oro y el que se ponga encima del ring, se va a caer”, concluía.