Diplomáticos castristas en EEUU presionan a equipo Cuba de béisbol

El equipo Cuba que participa en el preolímpico de béisbol en Florida se encuentra bajo mucha presión tras la fuga de su segunda base César Prieto. El régimen quiere evitar otro hecho similar y saca al juego hasta a sus diplomáticos en EEUU
Peloteros cubanos en Florida escuchando arenga política de diplomáticos. Foto: Cubadebate
 

Reproduce este artículo

El equipo Cuba que participa en el torneo preolímpico de béisbol en la Florida se encuentra bajo mucha presión luego de la fuga de su segunda base, el estelar y muy joven César Prieto. El régimen castrista quiere evitar otro hecho similar y saca al juego hasta a sus diplomáticos en Estados Unidos, quienes se comunicaron con los peloteros y los instaron a “dejar en alto el nombre del deporte cubano”.

Una nota publicada este jueves por el medio de propaganda oficial Cubadebate, da cuenta de “un grupo de funcionarios, [que] en representación de los trabajadores de la Embajada de Cuba en Washington D.C., intercambiaron por vía virtual, con los peloteros”.

La jefa de la “misión cubana” en EEUU, Lianys Torres Rivera, encabezó a los diplomáticos quienes, según Cubadebate, “enviaron un mensaje de apoyo a los deportistas, que ponen sus corazones para dejar en alto el nombre del deporte cubano”.

Incluso antes de que comience la competencia –será del 31 de mayo al 5 de junio–, Torres Rivera felicitó “a los representantes de la pasión cubana, por el coraje, la valentía y el empeño que caracteriza al equipo Cuba”.

Para llevar a cabo su propaganda y presión, no tuvieron recato en utilizar menores de edad, que habrían mostrado “a los competidores cubanos la confianza que los niños tienen en ellos”. El medio oficialista citado, también afirma que los jugadores “agradecieron el intercambio y aseguraron darán todo en el terreno por Cuba para darle a su pueblo la alegría de la clasificación olímpica”.

Mientras la prensa estatal teje fábulas dignas de escritores del “realismo socialista”, la situación es otra para los beisbolistas. Este jueves también se conoció que el gobierno castrista ordenó retirarles los teléfonos a algunos que podrían seguir el camino de Prieto, para que no puedan comunicarse con agentes deportivos en Florida. El periodista Francys Romero, especialista en béisbol cubano y Grandes Ligas, dio la noticia en el programa Ahora, que conduce Oscar Haza.

Romero –quien reveló la primicia del escape de César Prieto el 26 de mayo–, aseguró que después de la baja del principal prospecto MLB que había en la isla, fuentes cercanas al equipo le informaron que en las tarde-noches solo dan un rato el móvil (para que hablen con sus familiares) a los jugadores jóvenes, de quienes sospechan la posibilidad de fuga, y después se lo quitan. Es una práctica habitual de los agentes de la Seguridad del Estado que controlan las delegaciones deportivas, aplicada a muchos jugadores jóvenes que son posibles emigrantes, para limitar la conexión con el exterior, dijo Romero.

Previendo una “deserción” masiva de peloteros en la Florida, las autoridades del régimen comenzaron a ejercer presión ideológica desde antes que salieran de Cuba. Hasta el presidente designado Miguel Díaz-Canel visitó el 20 de mayo uno de los entrenamientos del equipo, acompañado del ex espía Gerardo Hernández, uno de los integrantes de la Red Avispa que se desplegó en el sur de la Florida durante los años 90.

Ante el temor de probabilidades de fugas de algunos jugadores del equipo, sobre todo los más jóvenes, el mandatario castrista salió a presionar ideológicamente con una “charla patriótica” a los atletas, el mismo recurso empelado ahora por los diplomáticos, pero que con César Prieto no surtió efecto.