David Urgellés y Orlendis Benítez, más deserciones del fútbol cubano

El futbolista guantanamero David Urgellés abandonó la selección nacional que este sábado disputará en Toronto contra Canadá su primer partido de la segunda ronda de la Liga de Naciones de Concacaf.

Según el Nuevo Blog del Fútbol Cubano el suceso le fue comunicado “a través de tres diferentes fuentes “ que mantuvo en reserva , presumiblemente muy cercanas a la delegación caribeña.

Hoy viernes se reportó la ausencia del mediocampista habanero Orlendis Benítez que fue galardonado como el Mejor Jugador de la Liga Cubana de Fútbol en su última edición (2018/2019).

En noviembre último casi todo un equipo lo hizo en Bradenton, Florida, durante un torneo para menores de 20 años clasificatorio para los Juegos Panamericanos de Lima. En total, fueron 12.

 

Siete meses después otros cuatro jugadores decidieron no retornar a La Habana mientras disputaban la Copa Oro 2019  en Estados Unidos donde Cuba terminó en último lugar con la peor actuación de la historia en un torneo internacional.

Cuba tendrá que volver a Estados Unidos el mes próximo para jugar el 11 de octubre su compromiso en Washington DC por la Liga de las Naciones.

En la Unión Americana han desertado alrededor de 40 futbolistas cubanos desde 2002.

Urgellés formó parte de los equipos nacionales  Sub 20 y Sub 23 y fue miembro de la selección que clasificó al Mundial de Turquía  en 2013.

También destacó en la defensa central en el plantel que alcanzó la medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, Mexico y en el conjunto que actuó en el Preolímpico en Kansas City en agosto de 2015.

 

Urgellés y Benítez son el octavo y noveno jugadores que se escapan en Canadá.Ahora son ocho en los últimos siete años. Tras la fuga del portero Rodney Valdés en los Juegos Panamericanos en 1999, en 2012 lo hicieron Maykel Chang, Heviel Cordoves, Odisnel Cooper y Reisandry Fernández  durante una eliminatoria mundialista para Brasil 2014. En el verano de 2015 se fugaron en Vancouver  Yisel Rodríguez y  Yezenia Gallardo, durante un Preolímpico femenino.

La Federación Cubana no ha podido frenar las deserciones a pesar del proceso de contrataciones con ligas profesionales de algunos países del área que ha iniciado.

Sin embargo ha continuado recibiendo críticas por la lentitud y burocratismo lentos  que ha provocado que varios futbolistas hayan gestionado personalmente sus contratos a través de agentes en el extranjero, desmarcándose  del Instituto cubano de deportes (INDER).

Aunque  ha gestionado contrato en contados países del área, varios jugadores, favorecidos por las llamadas “reformas migratorias” del gobierno cubano, han conseguido por su vía fichajes  en equipos de República Dominicana, Antigua y Barbuda, Costa Rica y Honduras y otros lo han hecho o hacen gestiones también por Europa.

Una reciente variante ha aparecido con la presencia en un club de segunda división de EE.UU, del cubano Luis Javier Paradela, con una Visa de Atleta otorgada temporalmente por Washington.

Ante la indiferencia de las autoridades balompédicas de la isla, numerosos futbolistas del alto rendimiento han perdido la oportunidad de probar su nivel en otras ligas foráneas y otras , la mayoría, han colgado los botines marcados por la frustración y el olvido.