Cuba se queda sin Mundial de Pequeñas Ligas
Los organizadores estadounidenses acaban de anunciar la cancelación de la Serie por primera vez en casi 75 años a causa del coronavirus
 

Reproduce este artículo

El estímulo que significaba para el equipo infantil de Bayamo representar a Cuba en la Serie Mundial de las Pequeñas Ligas en el verano próximo se estropeó por la pandemia del coronavirus.

Los organizadores estadounidenses acaban de anunciar la cancelación de sus diversos torneos de la Serie Mundial por primera vez en casi 75 años, lo que compromete además al aproximadamente un millón 200 mil dólares invertido en apoyo a ligas locales.

La Serie Mundial de 2020 constaba de siete torneos con sus respectivos eventos clasificatorios regionales en uno de los cuales estaría incluido Cuba, si no ocurrieron otras decisiones no conocidas hasta hoy.

En febrero pasado, en reñidas jornadas en la Ciudad Deportiva, Bayamo superó al equipo habanero 10 de Octubre para convertirse en el campeón cubano de las Pequeñas Ligas en menores de 13 años.

Entre los campeones orientales se encontraba el hijo del considerado el mejor pitcher cubano de la actualidad, Lázaro Blanco.

En ese momento se anunció que Bayamo había clasificado a Puerto Rico, sede del clasificatorio del Caribe para la Serie Mundial de las Pequeñas Ligas con sede final en Williamsport, Pensilvania, Estados Unidos.


El regreso de Cuba a este circuito competitivo se  concretó en 2019. Las Pequeñas Ligas de Béisbol Internacional (LLBI, por sus siglas en inglés), agrupan a cerca de 200 000 equipos de niños de entre cuatro y 12 años de edad en más de 80 países.

Cuba fue uno de los participantes internacionales en ellas desde 1956 hasta el rompimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE. UU. en 1961. En su reaparición el pasado año, Cuba fue eliminada por Curazao en la eliminatoria caribeña. Curazao sería luego subcampeón de la Serie Mundial en esa categoría.

A Pensilvania avanzan los ganadores de cada una de las 16 regiones en que está dividido el circuito, ocho dentro de Estados Unidos y la otra mitad en diferentes áreas geográficas del orbe. América Latina dispone de dos grupos, el del Caribe y otro continental.


Cuba ya no dependerá exclusivamente de los resultados en las clasificatorias caribeñas para participar en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas, después de que la Junta Directiva Internacional aprobó la expansión del evento.

La expansión de 16 a 20 equipos se lanzaría en 2021 e incluye la aparición de dos nuevas regiones competitivas (Metro y Montana) en los Estados Unidos, así como la inclusión automática de dos equipos internacionales.

Cuba se encuentra entre los favorecidos por la expansión, ya que rotará con Panamá y Puerto Rico para su inclusión directa en la Serie Mundial dos veces cada tres años. Es decir, la isla tendrá un equipo que compita en Williamsport a más tardar en 2022.

A su vez, cuando la rotación no corresponde, los pequeños cubanos pueden competir por un lugar en la Serie Mundial en el torneo del Caribe, tal como sucedió en 2019 e iba a repetirse en 2020..
 
Según el nuevo formato anunciado por las Pequeñas Ligas, el orden de rotación entre Puerto Rico, Cuba y Panamá se determinaría en junio próximo  durante un Almuerzo Anual  en el marco habitual de la Serie Mundial pero ahora con la cancelación es probable que el asunto se defina “virtualmente”.