Cuba en Tokio: el judo se quedó a las puertas de otra medalla

Kaliema Antomarchi Merencio ha sido lo mejor de la isla en el judo de los Olímpicos de Tokio
Kaliema judoca
 

Reproduce este artículo

La judoca Kaliema Antomarchi Merencio ha sido lo mejor de Cuba en esta disciplina en lo que va de los Juegos Olímpicos de Tokio y de paso lo mejor de esta jornada que terminó sin medallas para la isla.

En el Nippon Budokan de Tokio, la santiaguera salió en su primer combate en 8vos de final ante Karla Prodan de Croacia. La joven europea hizo un excelente combate que llegó a punto de oro. La cubana ganó por waza-ro con la técnica de Osoto-makikomi.

Su segunda salida sería 36 minutos después ante la francesa Madeleine Malonga. Una rival de mayor calidad, que se presentaba como número 1 del ranking en los 78 kg. Allí cayó por ippon ante la gala.

En su tercera salida ante Guusje Steenhuis de Países Bajos consiguió su pase a la discusión del metal bronceado ante la alemana Anne-Marie Wagner. Aquí la germana llevó la iniciativa y finalmente dejó a la cubana sin medallas pero con un meritorio quinto puesto.

Por otro lado, el boxeo cubano en Tokio siguió invicto. El cubano Dainier Peró en los octavos de final del peso súper pesado (+91 kg) de los Juegos de Tokio venció cómodamente al colombiano Cristian Salcedo. Peró mantuvo la imbatibilidad del buque cubano en estos Juegos con una victoria por decisión unánime (5-0) y el domingo enfrentará en los cuartos de final al estadounidense Richard Torrez Jr.

Cuba, segunda potencia histórica en el boxeo olímpico, tiene ya a cinco de sus siete representantes en los cuartos de final de Tokio-2020. En otros deportes en esta jornada competitiva, la remera cubana Milena Venega buscará un puesto del 13 al 18 en la final C de su deporte.

Mientras la pistolera Laina Pérez quedó en el puesto 15 de la primera fase de la pistola 25 metros. Entre 43 pistoleras de todo el mundo, la matancera en esta ocasión mejoró su puntería y de paso su lugar en las historia olímpica.