Atletismo cubano disminuye presencia en eventos internacionales

El atletismo cubano dejó de participar en 19 eventos en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y puede pasar algo similar en nueve pruebas en las Olimpiadas de Tokio 2020, aseguró hoy la campeona olímpica y miembro del Consejo de Estado Yipsi Moreno.

Muchos países tienen más recursos, solo pido que vuelvan los resultados de cuando nosotros teníamos menos, añadió la ex lanzadora de martillo ante la comisión Salud y Deporte de la Asamblea Nacional.

En el informe sobre la formación deportiva, Yamilka Rodríguez, vicepresidenta de la comisión Salud y Deporte, refirió problemas con el inmobiliario y los implementos, así como déficits puntuales con los vegetales y frutas y material gastable en la enfermería de los centros de alto rendimiento atlético.

Otros miembros de la comisión se refirieron a la supuesta importancia de la “preparación política” para el rendimiento del deporte y dijeron que “se estaba trabajando para resolver los problemas”.

La víspera, en la comisión sobre enseñanza y educación, un parlamentario dijo que la alimentación en la carrera de Cultura Física es insuficiente y la alimentación de los estudiantes, de mala calidad y escasa.

El deporte cubano vive probablemente su peor momento en la historia “revolucionaria”, con bajo rendimiento en certámenes internacionales, fuga masiva de deportistas a otros países y deterioro de las instalaciones deportivas.

Las autoridades cubanas niegan o minimizan el estado del que antes fuera uno de los “logros de la Revolución”, por los resultados en el extranjero, y achacan el desastre al “bloqueo de Estados Unidos”.

El bajón más lacerante es el del béisbol, deporte nacional, donde Cuba ni siquiera obtiene buenos resultados en América Latina, espacio donde antiguamente no tenía rivales. Los peloteros de mejor rendimiento huyen a Estados Unidos en busca de carreras bien pagadas y fama. Sin embargo, la debacle se extiende a todas las ramas deportivas.