Una denuncia pone el foco sobre la situación de los médicos cubanos en Mauritania
Los enfermeros cubanos realizan turnos de 24 horas con apenas otras 24 de descanso, lo que supone unas 360 mensuales, 168 más de las que establecen los convenios internacionales.
Una denuncia pone el foco sobre la situación de los médicos cubanos en Mauritania
 

Reproduce este artículo

El reciente fallecimiento del médico cubano Juan Manuel Obana Borges en un baño del aeropuerto Charles de Gaulle de París tras ser expulsado de la misión internacionalista en Mauritania ha llamado la atención sobre las condicionas en las que trabajan los cooperantes cubanos en ese país.

Una enfermera, colega de Obana en la misión en el Centre Hospitalier des Spécialités de Nouadhibou, ha enviado una carta al diario independiente 14ymedio en la que denuncia las pésimas condiciones de trabajo que afronta el equipo de 60 colaboradores cubanos.

La enfermera, que pide mantener el anonimato "por razones obvias", cuenta que los enfermeros realizan turnos de 24 horas con apenas otras 24 de descanso, lo que supone unas 360 mensuales, 168 más de las que establecen los convenios internacionales y sin cobrar horas extra. Los médicos, tampoco reciben este pago extra, pese a que trabajan de lunes a domingo hasta la noche. Ninguno de los colaboradores cobra durante sus vacaciones y, si debe regresar a Cuba por algún imprevisto grave, el Gobierno no contribuye al pago del pasaje, que puede ascender hasta los 2.000 euros, aproximadamente el salario de dos meses.

La enfermera lamenta que los deportistas o artistas cubanos en el exterior perciban mayor parte de los ingresos que los galenos, que solo cobran un 20% o un 30% del salario pactado en el convenio, mientras que el resto se lo queda el Estado.

La enfermera, que ha regresado ya de la misión a Cuba, dice que sus compañeros han sufrido un recorte en su sueldo desde este septiembre y pasarán a cobrar 300 dólares menos por mes. "Se les dijo que el que no esté de acuerdo con la reducción del salario que se vaya para Cuba a seguir ganándose sus 60 CUC por mes, y que el que no quiera continuar en la misión por esa causa tiene que pagarse el pasaje de regreso, ¡qué burla!", reveló el diario.

 A las malas condiciones económicas de los cooperantes se suman las laborales.

La trabajadora afirma que es obligatorio formar parte de las celebraciones patrióticas (1 de enero, 26 de julio, 13 de agosto, 28 de septiembre, 8 y 28 de octubre) "aunque no se tenga el deseo" y promocionar en redes sociales el trabajo de la brigada y el respaldo al régimen "aunque uno piense que son unos chapuceros y corruptos explotadores".

A la funcionaria que dirige la brigada la acusa de ser "déspota, carente de ética y temida por los colaboradores por su constante uso de amenazas y chantajes. Además, afirma que apoya siempre a la dirección mauritana en vez de apoyar a sus compatriotas explotados y que se encarga de mantener un ambiente tóxico en la misión.

"Todo esto es del conocimiento de la dirección de colaboración en Cuba, suponemos que a ellos les convenga tener a una tirana así, creando el sobresalto y el terror", dice sin escatimar calificativos la profesional.

La enfermera también denunció a 14ymedio la obligación de utilizar el pasaporte oficial rojo que, además les es retirado al llegar al país en que cumplen misión para evitar la tentación de desertar o viajar a otro país. "Anduve indocumentada por más de un año en ese país", asegura.

En agosto, Cuba publicó por primera vez, de forma detallada, los ingresos por exportación de servicios en 2018. De los 11.289 millones de dólares exportados, 6.398 millones de dólares correspondieron a servicios de salud, un 56% del total.

Los programas médicos internacionales de Cuba se realizan desde hace 56 años. Según cifras oficiales, mas de 34.000 médicos y paramédicos cubanos trabajaron en 66 países durante el 2018.