Ajedrecista cubana denuncia que se le prohíbe la entrada a la isla

La Maestra Internacional de Ajedrez Jennifer Pérez vive en Ecuador y no puede entrar a Cuba desde hace seis años porque las autoridades la consideran "desertora", declaró en entrevista para el diario independiente 14 y medio.

Perez cuenta que decidió quedarse a vivir en Ecuador en 2013, cuando participaba en un torneo internacional porque se le presentaron "oportunidades muy interesantes de trabajo". "Vi a este país -añade- como una vía para ayudar a mis familiares en Cuba y para poder seguir con mi carrera ajedrecística".

Tras su decisión, la Federación Cubana de Ajedrez la eliminó de sus registros como jugadora federada. "Quedé en standby, sin pertenecer ni poder representar a mi país en eventos oficiales, lo que me llevó a inscribirme en otras federaciones". "En 2014 me afilié a la Federación Paraguaya de Ajedrez en la que estoy hasta la fecha", señaló.

Hoy Pérez es "la ajedrecista número uno de Paraguay y ha participado en las Olimpiadas Mundiales de 2014 y 2018. También es subcampeona Continental de las Américas desde el año pasado.

La ajedrecista villaclareña denunció que las autoridades cubanas le han negado en cuatro ocasiones la habilitación del pasaporte, requisito necesario para poder viajar a la Isla. "Dicen: 'Usted es una desertora, abandonó una misión y debe esperar ocho años para entrar a Cuba'".

"Hasta solicité la visa humanitaria, pero también fue rechazada porque no tengo ningún familiar 'muriéndose'. Me siento indefensa ante tanta injusticia" -agregó.

Pérez lleva un total de seis años sin ver a su familia. "Nunca me despedí porque decidí quedarme ya estando en Ecuador".

"Tengo una mayor tristeza, dolor, angustia y desesperación en la medida en que el tiempo pasa y no puedo regresar. Cada vez que llamo por teléfono y me comunico con ellos, mi abuela me pregunta llorando: '¿Niña, cuándo puedes venir? ¿Cuánto te falta?'. No sé qué responderle. Separar familias es inhumano".

Interrogada sobre si volvería a representar a Cuba, dice que le "encantaría".

"Pero, honestamente, tendrían que cambiar muchos estatutos y reglas para que eso suceda. La situación es tan compleja que existe la prohibición de poder jugar torneos en Cuba representando a Paraguay", lamenta.