Periodista canadiense asegura que la cocina de Cuba es "aburrida"
Mark Stachiew, el reportero canadiense, incluyó un platillo clásico de la gastronomía cubana, ropa vieja, en su lista de nueve recetas “memorables” de los que dijo se ha enamorado durante sus viajes
Ropa vieja, un platillo clásico cubano. Foto: Canada.com

La cocina cubana fue calificada de “notoriamente aburrida” por un periodista canadiense que señala que eso se debe a que Cuba, por su devenir histórico, ha soportado escasez de alimentos y carece de variedad de ingredientes.

Y a pesar de ello, Mark Stachiew, el reportero canadiense, incluyó un platillo clásico de la gastronomía cubana, “ropa vieja”, en su lista de nueve recetas “memorables” de los que dijo se ha enamorado durante sus viajes.

El listado de esas recetas lo detalló en un artículo publicado este viernes en la sección “Viajes”, del portal Canadá.com, y que tituló “enamórate de estas nueve deliciosas recetas mientras viajas”.

“La cocina cubana es notoriamente aburrida, sobre todo porque el país ha soportado decenios de aislamiento económico que han dado lugar a la escasez de alimentos y a la falta de variedad de los ingredientes disponibles”, explicó.

 

 

Y agregó: “La ropa vieja, que literalmente se traduce (en inglés) old cloth, puede no sonar prometedora, pero si se hace bien, es una delicia”.

Luego describe el platillo como carne de res desmenuzada con vegetales en salsa de tomate, típicamente servida con arroz y frijoles, y que no sólo es popular en Cuba, sino también en otras islas del Caribe como Puerto Rico.

“Cocinar esto en una olla de barro en casa es rápido y fácil, pero nunca he sido capaz de duplicar los sutiles sabores que he probado mientras comía esto en paladares cubanos”, añadió.

En su listado incluyó además una receta mexicana, “sopa de lima”.

 

 

“Estábamos en un pequeño restaurante en la ciudad de Mérida, en el centro de Yucatán, justo al bajar del autobús y con hambre de comida. Escaneé el menú, que estaba completamente en español, y vi sopa de lima, sabía lo suficiente del idioma como para darme cuenta de que era lime soup y pensé que sonaba diferente”, contó.

“Lo que obtuve fue una abundante sopa de pollo cubierta con limas y tiras de tortilla frita. Fue una explosión de agrio y sabroso que me convirtió en un fanático instantáneo y devoré tazones de ella dondequiera que fuera”, aseguró.

Mark Stachiew destacó que algunos de sus descubrimientos culinarios fueron en puestos de comida localizados al borde de la carretera o el mercado donde se sirven comidas simples, pero deliciosas.