Régimen reconoce grave situación del transporte en la provincia Pinar del Río
Constantemente es noticia la situación caótica en la que se encuentra el transporte público en todo el país, y como si trataran de dosificarla para que sea menor la reacción de los afectados, en esta ocasión le tocó a la occidental provincia de Pinar del Río
Transportistas privados alivian la situación en Pinar del Río
 

Reproduce este artículo

Constantemente es noticia la situación caótica en la que se encuentra el transporte público en todo el país, y como si trataran de dosificarla para que sea menor la reacción de los afectados, en esta ocasión le tocó a la occidental provincia de Pinar del Río aparecer en los medios de prensa nacionales.

Con una nota publicada este 25 de febrero en el periódico estatal Guerrillero de Pinar del Río, el régimen de los Castro reconoce el crítico estado en que se encuentra el transporte público en esa región del país.  

Pinar del Río inició esta semana con el cierre de algunas de sus rutas principales, lo que complejizó aún más la ya de por sí crítica situación del transporte.

Las autoridades de la provincia hasta la noche de ayer lunes habían decidido que solo algunas rutas se mantendrían en servicio, y según informa Guerrillero estas son: Arroyo Mantua-Mantua, La Coloma, Cortés-Sandino, San Andrés, Puerto Esperanza La Palma y Santa Lucía-Minas de Matahambre. El resto no dará asistencia hasta nuevo aviso.

De igual manera las autoridades a través de la nota de prensa pidieron a los transportistas privados no incurrir en ilegalidades y respetar los precios establecidos para esa gestión económica, y además los exhortaron a prestar ayuda a la población de manera incondicional para que esta no sufra tanto la afectación.

Paradójicamente el Guerrillero, sin dejar de culpar de la falta de combustible al gobierno de los Estados Unidos, dijo que el empeoramiento en el sector público es algo que beneficia el traslado de pasajeros, y trató de justificarlo en el hecho de que los conductores privados toman rutas diferentes de las estatales.

El periódico pinareño también reconoció que los momentos más difíciles para la población se dan en horas de la mañana y la noche, tiempos en los que ocurre una mayor afluencia de pasajeros en los 41 puntos de embarque que tiene la provincia, y aprovechó para solicitarle a los inspectores que su trabajo tenga un mayor peso en esos momentos y a la población que mantenga la disciplina.

Recordemos que en 2019 Pinar del Río ya tenía 56 ómnibus urbanos paralizados de un total de 109, algo que nada tenía que ver con la escasez de combustible.

En septiembre de ese año cuando explotó la crisis del transporte público en el país, las autoridades de la provincia contrataron a 10 porteadores privados para que prestaran servicios en las principales rutas, algo que de repetirse en estos momentos de seguro aliviaría la mala situación en la que se encuentra la población.