A falta de productos que vender, trabajadores de TRD repudian "el bloqueo"
Los trabajadores de la Cadena de Tiendas Caribe (TRD) en Santa Clara se manifestaron en contra del embargo económico, financiero y comercial del gobierno de los Estados Unidos contra el régimen de los Castro, por la escasez de productos en sus establecimientos.
Trabajadores de TRD culpan embargo por carencias en cuba
 

Reproduce este artículo

Los trabajadores de la Cadena de Tiendas Caribe (TRD) en Santa Clara se manifestaron en contra del embargo económico, financiero y comercial del gobierno de los Estados Unidos contra el régimen de los Castro, por la escasez de productos en sus establecimientos.

El pasado 27 de febrero los trabajadores de la Cadena de Tiendas participaron de un acto desarrollado en una entidad del sistema empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Al encuentro asistieron Ana Margarita Ibáñez, funcionaria del Partido Comunista de Cuba del Sistema Empresarial de las FAR y miembros del Consejo de dirección de la División Centro de la Cadena de Tiendas Caribe en la provincia.

Un grupo de participantes expuso una serie de supuestos perjuicios provocados por el embargo a su sector, los cuales afectan de forma directa al pueblo.

Hansser Veitía Arboláez, trabajador de TRD, hizo uso de la palabra básicamente para repetir la ya trajinada frase de Díaz-Canel de, "pensar como país", concepto que según él, el colectivo de esa cadena de tiendas lleva a la práctica al cumplir lo establecido en los documentos rectores, y al ofrecer un buen trato a los clientes, con esmero y profesionalidad.

Por su parte Keren Jorro Toledo, empleada también de TRD, habló sobre la disposición de los jóvenes de esa entidad de trabajar con ahínco y dedicación como una manera de enfrentar los efectos del embargo.

"Cuando damos un buen trato al cliente, cuando indicamos cuál producto tiene mejor calidad, cuando orientamos a las personas de la tercera edad, que son mayoría en nuestra localidad, o cuando brindamos una simple sonrisa, estanos derrumbando cualquier cerco que intenten poner contra los valores del pueblo cubano".

De igual manera Oscar Lago Pentón se refirió al compromiso de los trabajadores de la Cadena de Tiendas Caribe con la máxima dirección del país y especialmente con Miguel Díaz-Canel, dijo que la dirigencia nacional puede contar con los empleados de TRD, "quienes sabrán ser firmes y echar pie en tierra en la defensa de la Patria, la Revolución y el Socialismo".

Los tres oradores hablaron como si sus palabras tuvieran el poder de reabastecer los anaqueles de las tiendas, o como si pudieran llenar las arcas del régimen.

Recordemos que la crisis por la que atraviesa el país se agudizó en septiembre de 2019, pero ya desde semanas antes los estantes de las tiendas a lo largo de la isla presentaban señales de desabastecimiento.

Lo que pasó fue que con la llegada de la "coyuntura", como denominó Diaz-Canel al empeoramiento de la crisis debido a la falta de combustibles, el desabastecimiento en las tiendas recaudadoras de divisas empeoró, al punto de que algunas fueron cerradas bajo el pretexto de la crisis energética, aunque expertos en la materia explicaron y explican, que la escasez se debe, más que a la falta de combustible para transportar las mercancías, a la falta de liquides del régimen para adquirir los productos.