Diario español critica la ideologización de la enseñanza cubana

El periódico español El Confidencial ha revelado en un extenso reportaje las actuales carencias de la educación pública en la isla, desde la falta de uniformes hasta la ideologización y discriminación por razones ideológicas.

Tras recordar el discurso triunfalista que ha acompañado al sistema de educación pública de la isla, el reportaje deja claro que "el régimen castrista tiene cada vez más difícil mantener los estándares que una vez hicieran su sistema la envidia de los países emergentes: escasez de docentes, aulas cochambrosas, profesores sustitutos de primero de carrera y uniformes comprados en Miami hace que la otrora joya del socialismo cubano se desmorone".

El artículo recuerda que el presidente Miguel Díaz-Canel anunció en junio un inesperado aumento salarial que benefició especialmente a los casi 300.000 maestros y profesores del país, con incrementos que duplicaron –y en muchos casos triplicaron– los pagos anteriores. Como consecuencia de la medida, 8.000 docentes que habían abandonado al sector solicitaron reincorporarse, permitiendo –por primera vez en muchos años– que la "cobertura docente" sea casi total (los datos más recientes la estiman en alrededor de un 98%).

Cita también la percepción generalizada en la isla sobre el empeoramiento de la calidad de la educación y cómo la profesión de maestro se cuenta entre las peor valoradas desde el punto de vista social.

Tras el análisis de los presupuestos que el gobierno cubano ha venido dedicando a la educación estos últimos años, la publicación  reconoce las actuales carencias materiales de la industria nacional, en lo relativo a la confección de uniformes y la impresión de los textos docentes, de los que, según cifras oficiales, sólo se alcanzó a imprimir el 80% de los libros y cuadernos solicitados.

"Ante los retrasos en la distribución y las menguadas asignaciones establecidas, miles de cubanos prefieren comprar los uniformes escolares para sus hijos y otros familiares residentes en la isla en Miami, donde los grandes centros comerciales de la ciudad hacen su agosto atendiendo ese singular nicho de mercado", recuerda El Confidencial.

 

Pero el enfoque más crítico del diario español recae sobre la ideologización de la educación en la isla. "Los maestros son considerados "trabajadores ideológicos", --recueda El Confidencial-- y se encuentran sometidos a un escrutinio similar al que rige sobre los periodistas y los funcionarios del Partido y el Gobierno. La formación de las nuevas generaciones en la doctrina revolucionaria es la misión primordial del sistema, según han reconocido en innumerables ocasiones los principales dirigentes del país."

El reportaje también menciona los recientes casos de expulsión de los profesores Omara Ruiz Urquiola, el abogado Julio Antonio Fernández Estrada y el periodista José Raúl Gallego Ramos, así como las recientes y escandalosas declaraciones de la viceministra primera de Educación Superior, Martha del Carmen Mesa Valenciano, quien publicó en la página oficial del organismo un militante artículo cuya premisa puede resumirse en el siguiente párrafo: “El que no se sienta activista de la política revolucionaria de nuestro Partido, un defensor de nuestra ideología, de nuestra moral, de nuestras convicciones políticas, debe renunciar a ser profesor universitario”.

El artículo de la viceministra y otras recientes declaraciones del Ministro de Educación José Ramón Saborido han suscitado un alud de críticas por parte de los cubanos, entre los que se encuentran algunas figuras públicas como los cantantes Haydée Milanés y Silvio Rodríguez, y el ajedrecista. Lázaro Bruzón. Una petición en Change.org que denuncia la ideologización de la educación cubana y rechaza la discriminación por motivos ideológicos en las universidades acumula ya casi 4000 firmas, aunque el Gobierno haya bloqueado esa plataforma en la isla.

Saborido tildó de “mercenarios” a todos aquellos que criticaron a la viceministra Mesa Valenciano.

El último gesto de cerrazón ideológica han sido unas declaraciones del propio presidente cubano Miguel Díaz-Canel, que este viernes, durante un encuentro que sostuvo con profesores de la Universidad de Ciencias Pedagógicas "Enrique José Varona", aseguró que “en las redes sociales quieren demeritar la educación cubana".