Protestas en hotel alemán donde rey de Tailandia está con su harén en cuarentena
Rama X escogió irse a Europa con 20 mujeres a pasar la pandemia. Las protestas de activistas tailandeses y alemanes, se llevaron a cabo bajo el lema “¿Por qué Tailandia necesita un rey que vive en Alemania?”
El rey Rama X en una balcón con tres de sus mujeres
 

Reproduce este artículo

Al impopular rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, le pescó la pandemia del coronavirus en Alemania. Cuando la COVID-19 comenzó azotar a Europa, el monarca decidió quedarse allí, aislado en un hotel junto a su séquito de sirvientes y un harén de veinte mujeres, en vez de ir a su país a hacerse cargo de la inminente propagación del coronavirus.

A pesar de que en Tailandia están prohibidas las opiniones en contra de la monarquía, la actitud del regente provocó quejas en redes sociales, que ahora han saltado a los alrededores de su particular “aislamiento” con 20 féminas, algo legal en su país.

Maha volvió a su capital Bangkok  el 6 de abril, luego de recoger en Suiza a su esposa la reina Suthida, para celebrar el día Chakri, fiesta nacional en honor al inicio de su propia dinastía, la de los Rama. Pero en apenas 48 horas estaba de vuelta en Alemania.

Allí, parece que ya no lo quieren más. Los alemanes, además de los tailandeses, también han protestado en contra de un rey extranjero que parece gobernar un país asiático con la vista puesta en los Alpes.

A finales de la semana anterior, la noche del 6 al 7 de mayo, la entrada principal del Grand Hotel Sonnenbichl donde se encuentra confinado el monarca, se llenó de personas que cuestionaron la pertinencia de la monarquía en Tailandia.

Según informó la revista Vanity Fair, las protestas encabezadas por activistas tanto tailandeses como alemanes, se llevaron a cabo bajo el lema “¿Por qué Tailandia necesita un rey que vive en Alemania?”, proyectado en la propia fachada del hotel.

La primera parte de la pregunta ya se había hecho viral en redes sociales, cuando cuajó la primera oleada de protestas en contra del monarca playboy.

Andrew MacGregor Marshall, periodista experto en Tailandia, afirma que Vajiralongkorn habría alquilado toda la cuarta planta del hotel, decorándola a su gusto: “Todo el piso está lleno de antigüedades y tesoros tailandeses de Bangkok”.

Además, habría una habitación especial en la que pasa el rato con sus concubinas, a las que ha organizado como si formaran parte del ejército, con rangos militares incluidos. El monarca denomina a su harén “Servicio Aéreo Especial”, como el cuerpo especial de la Fuerza Aérea Británica.


A pesar de que todos los hoteles alemanes se encuentran cerrados, el Sonnenbichl ha hecho una excepción tras la petición del rey Rama X, bajo el pretexto de que se trata de un grupo cerrado de personas que no van a salir del edificio; pero el mandatario parece que está de vacaciones y no en cuarentena, pues se ha dejado ver por las calles en bicicleta, junto a otras mujeres, a pesar de las medidas de confinamiento.

“El hotel ha recibido un permiso especial”, dijo un portavoz de la Oficina de Distrito de Garmisch-Partenkirchen, confirmando informaciones de varios medios locales.

“Los huéspedes son un único grupo homogéneo de personas, sin fluctuaciones”, especificó. No se permite en tanto el tráfico normal de pasajeros en el hotel.

Esta vida disoluta del rey, mientras el mundo y su propio país padece fuertes restricciones y muertes debido a la COVID-19, a hartado a sus súbditos justo cuando Rama X acaba de cumplir un año en el trono. Entre el 4 y el 5 de mayo tenían previsto celebrar el aniversario de su nombramiento, pero han sido canceladas por la crisis de coronavirus; aunque según los medios tampoco parece que la población o el propio regente tuvieran mucho interés en ellas.

La furia desatada en su contra será muy difícil de calmar tras la gravedad de la pandemia mundial, que afecta también a Tailandia con más de 3 mil casos confirmados según datos oficiales.

Rama X fue coronado en 2019, tras el fallecimiento de su padre, al que gran parte de los tailandeses reverenciaba como el padre de la nación y como una figura prácticamente semidivina, cuya inmensa popularidad no ha heredado el actual monarca.

El hotel alemán que de momento es su palacio fue construido a comienzos del siglo XIX, y posee una idílica vista panorámica de las montañas de los Alpes. Se dice que pertenece al propio rey tailandés, que pasa regularmente largas temporadas en Baviera, donde es dueño también de una mansión en Tutzing, junto al lago Starnberg.