Piden a DEA que investigue por narcotráfico a Evo Morales
Un diputado envió una carta al encargado de Negocios de Estados Unidos en el país, Bruce Williamson, para que traslade a la DEA la petición de investigar a Evo Morales
Expresidente de Bolivia, Evo Morales. Foto: Efe/Archivo

Un diputado boliviano entregó este miércoles una carta a la Embajada de Estados Unidos en Bolivia solicitando que la Administración para el Control de Drogas (DEA, en inglés) inicie una investigación internacional por delito de narcotráfico en contra del expresidente Evo Morales.

"Hemos venido a solicitar de manera muy formal y respetuosa al encargado de Negocios de Estados Unidos que haga llegar esta misiva a las autoridades de la DEA para que se inicie una investigación internacional sobre este ilícito", expresó el diputado de Unidad Demócrata (UD), Tomás Monasterio.

La carta está dirigida al encargado de Negocios de Estados Unidos en el país, Bruce Williamson, lleva la rúbrica de Monasterio y va acompañada de "un cuerpo de pruebas" para sustentar su solicitud.

Según el diputado, existen "antecedentes de sobra" y "fuertes indicios" para creer que el país se convirtió en un "narco-Estado" en los últimos catorce años, que fue "manejado y protegido en un alto grado de complicidad de las altas esferas del Movimiento Al Socialismo" (MAS), el partido de Evo Morales.

Monasterio expresó que existen "más de un centenar de antecedentes de casos que vincularía al Gobierno del expresidente Morales" con hechos de narcotráfico.

 

 

El diputado aseguró que en el país han estado operando organizaciones criminales vinculadas al Primer Comando Capital (PCC) de Brasil y otras que tienen nexos en Colombia y México.

"Vamos a esperar que la DEA haga un pronunciamiento lo antes posible dando la aceptación del inicio de la investigación", manifestó.

El parlamentario aclaró que no está pidiendo que esa entidad estadounidense vuelva al país, sino que inicie una investigación en contra de Morales.

Por parte del partido de Evo Morales, el MAS, el senador Efraín Chambi expresó a los medios en La Paz que respeta la iniciativa de Monasterio, pero subrayó que lo que prima es la postura del Ejecutivo transitorio que señaló que no prevé el retorno de la DEA al país.

"La DEA no debe retornar, no va a retornar el país", comentó, al subrayar que Bolivia es un Estado soberano que no necesita ayuda foránea en la lucha contra el narcotráfico.

El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Sergio Choque, también del MAS, confió en que la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, desacredite esta iniciativa del diputado de UD, la formación por la que era senadora antes de asumir el poder de forma transitoria.

 

 

El mes pasado el Ministerio de Gobierno (Interior) de Bolivia aseguró en un comunicado que la presidenta transitoria del país, Jeanine Áñez, no gestiona el retorno de la entidad estadounidense.

Morales expulsó en 2008 al entonces embajador estadounidense, Philip Goldberg, y a la DEA acusándoles de una supuesta conspiración.

A finales del año pasado, el periodista peruano radicado en Miami, Jaime Bayly, acusó al Morales de haber vendido cocaína por años al Cartel de Sinaloa dirigido por el mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Sin citar sus fuentes, Bayly dijo que tenía información de que el expresidente boliviano hizo negocios ilícitos en la región del Chapare, en el departamento de Cochabamba (centro) con el Cartel de Sinaloa de “El Chapo” Guzmán, hoy condenado de por vida por narcotraficante en una prisión de los Estados Unidos.

“Él (Morales) presidía las seis federaciones cocaleras. El sembradío de coca se ha multiplicado por diez y luego por 15 desde que asumió en el poder en 2006. Él legalizó que se expandiera el cultivo de coca en el Chapare”, dijo Bayly, en uno de sus programas de televisión.

El periodista peruano señaló que "el 94% de toda la coca que se sembraba, se procesaba y convertía en cocaína ahí mismo, en laboratorios que Evo Morales mandó construir con dinero de los bolivianos”.

(Con información de Efe)