Perú: izquierdista Castillo lidera elecciones, con 100% de actas procesadas

Castillo contra todo pronóstico llevó a liderar la elección a Perú Libre, organización fundada y presidida por Vladimir Cerrón, un médico formado en Cuba y confeso admirador del dictador Fidel Castro
Pedro Castillo, candidato a presidente del Perú
 

Reproduce este artículo

El candidato del partido izquierdista Perú Libre, Pedro Castillo, es el de más votos en las elecciones presidenciales peruanas celebradas el domingo, con al menos 8.803.629 sufragios, según cifras oficiales emitidas este 10 de junio, cuando se llegó al 100% de las actas electorales procesadas.

Aunque todavía queda el 0,705% de los votos por escrutar, y ese porcentaje es mayor al que separa a Castillo de la candidata Keiko Fujimori (0,4 puntos porcentuales), es inviable que se pueda revertir este resultado, informa la agencia EFE.

Castillo, un maestro rural sin experiencia en cargos públicos, tienen una ventaja de 68.473 votos, y de 50,195% frente a 49,805% de la opción de la derecha, Keiko Fujimori. Solo falta por contabilizar 608 actas que están siendo revisadas por los Jurados Electorales Especiales (JEE) por diversas tachas, impugnaciones, errores materiales o falta de las firmas correspondientes, entre otros asuntos.

No obstante, aunque el viernes se termine el recuento de los votos que faltan, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) –única autoridad con capacidad para oficializar el ganador–, deberá resolver primero el pedido de Fujimori para anular 802 actas (aproximadamente 200.000 votos) en zonas donde domina Pedro Castillo.

El partido Fuerza Popular, organización política de Keiko (hija del exdictador Alberto Fujimori), denunció la existencia de supuestas irregularidades y “fraude de mesa”, en las actas cuestionada, con el fin de sacarlas del recuento.

Se espera que este proceso tarde entre una y dos semanas para culminar, entre impugnaciones, análisis y recursos que se pueden plantear antes de que el JNE nombre a un ganador de los comicios, reportó EFE.

 

La izquierda ya celebra

Antes del resultado oficial de las autoridades electorales peruanas, la izquierda latinoamericana celebra el posible triunfo del candidato que les favorecería en la geopolítica regional. Castillo contra todo pronóstico llevó a liderar la elección a Perú Libre, organización fundada y presidida por Vladimir Cerrón, un médico formado en Cuba y confeso admirador del dictador Fidel Castro.

Uno de los primeros en festejar fue Alberto Fernández, mandatario de Argentina, que llegó a nombrar a Castillo como “presidente electo de Perú”, lo cual causó molestia en el Gobierno peruano.

“Le expresé [a Castillo] mi deseo de que unamos esfuerzos en favor de América Latina. Somos naciones profundamente hermanadas. Celebro que el querido pueblo peruano enfrente el futuro en democracia y con solidez institucional”, añadió Fernández en Twitter.

Esto irritó al gobierno de Francisco Sagasti, que envió una nota a la embajada de Argentina en Lima, recordándoles que “los resultados finales de las elecciones generales 2021 aún no han sido anunciados por las autoridades electorales”.

También el presidente de Bolivia, Luis Arce, felicitó a Castillo y recordó los lazos históricos y culturales entre los dos países que tienen frontera conjunta.

“Bolivia se une a la celebración del pueblo peruano y felicita al hermano Pedro Castillo, presidente electo del Perú, país con el que compartimos historia y cultura”, expresó en Twitter el heredero de Evo Morales.

El mismo Morales se sumó al precipitado jolgorio, y arremetió contra la Organización de Estados Americanos sobre la que aconsejó a Castillo: “no confiar”. Evo también arremetió contra el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, así como contra el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa que apoyó a Fujimori temiendo que Castillo llevara al país por el camino de Cuba y Venezuela.

Los ex mandatarios brasileños Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff, la vicepresidenta de la dictadura de Nicaragua, Rosario Murillo, y el partido Podemos (España) son otros representantes de la izquierda que aplaude a Castillo como si ya fuera presidente.