Guatemala declaró a Hezbollah como grupo terrorista

Los países del ALBA (Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua) son sus aliados. Incluso, le han dado identidades a los iraníes a cambio de una red clandestina que proporciona inteligencia y entrenamiento.
Hezbollah organización islámica musulmana chií libanesa que cuenta con un brazo político y otro paramilitar.
 

Reproduce este artículo

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, declaró a Hezbollah como organización terrorista y advirtió de su presencia en Latinoamérica. El anuncio lo hizo el pasado lunes 12 de octubre, convirtiéndose en el quinto país latinoamericano en hacerlo. 

“En el Consejo Técnico de Seguridad acabamos de declarar a Hezbolá como un grupo terrorista”, expresó el presidente Alejandro Giammattei durante la presentación de la iniciativa de ley para la prevención del lavado de dinero.

“Pero necesitamos no solo la declaración de grupo terrorista, que ya tiene presencia en América Latina, sino que necesitamos el marco regulatorio que asegure que no vaya a haber dinero desde el cual se estén financiando para poder perjudicar a otros países», dijo el mandatario.

Desde el 2001 en Guatemala está vigente la Ley contra el Lavado de Dinero y desde 2005 la Ley para Prevenir el Terrorismo, sin embargo, “ambos delitos han evolucionado y se requieren de mejores controles, aseguró Giammattei.

“El lavado de dinero y el terrorismo preocupan a la comunidad internacional por su impacto negativo, para lo cual se necesitan mejores prácticas y así cumplir estándares internacionales”, indicó.

Hizo también un llamado al Congreso de la República para que apruebe la iniciativa, incluso, apoyar la modificación a la Ley de Bancos y Grupos Financieros para robustecer el sistema ante crisis financieras.

Hezbollah en América Latina

Con Guatemala ya son cinco los países que han calificado al grupo como terrorista, entre estos está Colombia, Honduras, Argentina y Paraguay.

En Argentina el anuncio fue hecho por el expresidente Mauricio Macri en 2019 e implicó el congelamiento de activos que el grupo criminal tuviera en el país. El motivo que impulsó la decisión fue la tragedia ocurrida en 1994 a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). Murieron alrededor de 85 personas e hirió a 300 por una bomba que plantó el grupo terrorista, informa Panam Post.

Las atrocidades de Hezbollah aún siguen latentes en el continente a niveles exacerbados si tomamos en cuenta lo que viene ocurriendo en Venezuela. Allí la organización se alió con Hugo Chávez y desde entonces han dispersado sus delitos en la política y economía de ese país.

Hezbollah “ha ayudado a convertir a Venezuela en un centro de convergencia del crimen organizado transnacional y el terrorismo internacional”. Esto, a su vez, “ha facilitado la cooperación de Irán con el régimen de Maduro”, sostiene un informe de Atlantic Council.

Venezuela está catalogado como centro de operaciones de los terroristas. En el informe señala que los dictadores Chávez y Maduro otorgaron identidades a los iraníes para ayudarlos a construir una red clandestina que proporciona inteligencia y entrenamiento.

Algo que el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, ha denunciado en reiteradas oportunidades es su presencia en el país.

Grupos armados y miembros de los cárteles de droga son una de las principales fuentes de dinero para Hezbollah. Según explicó Rachel Ehrenfeld, directora del American Center for Democracy, “Hezbollah les puede dar asesoramiento estratégico y armas (a estos grupos)”. A cambio, los latinoamericanos “proveen servicios criminales, incluyendo tráfico de drogas y armas, formando una hermandad de delincuencia y subversión”.

“Los países del ALBA son sus aliados. Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua… pero depende de cómo les vaya en las negociaciones por el plan nuclear en Ginebra”, advierte Humire. El especialista en seguridad global remarca las aspiraciones: “Colombia y Chile”.