Grupo yihadista reivindica atentado con 63 muertos en un salón de bodas de Kabul

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó hoy la autoría del atentado suicida que anoche causó 63 muertos y 182 heridos en un salón de bodas de Kabul, una acción de la que los talibanes ya se han desvinculado.


En un comunicado difundido en la red social Telegram y cuya veracidad no ha podido ser comprobada independientemente, el EI explicó que primero se inmoló un atacante suicida, identificado como Abu Asem al Pakistani, y posteriormente explotó un coche bomba.

 

Por su parte, el portavoz de la Oficina Presidencial, Sediq Sediqqi, denunció en la red social Twitter estar "destrozado" por el ataque suicida.


"Estoy destrozado por las noticias del ataque suicida dentro de una sala de bodas en Kabul. Se trata de un crimen odioso contra nuestra gente, ¿cómo es posible entrenar a un humano y pedirle que se haga explotar en una boda?", se interrogó Sediqqi.


El miércoles de la semana pasada, al menos 14 personas murieron y otras 145 resultaron heridas un ataque talibán con un vehículo cargado con una gran cantidad de explosivos contra una comisaría también en Kabul.


La formación insurgente afirmó el pasado martes que la elaboración del acuerdo con Estados Unidos para buscar una salida a casi dos décadas de conflicto en Afganistán "ha terminado", aunque anotaron que aún se deberán reunir tras unas consultas finales y la firma de ese documento se hará ante garantes internacionales.