En suspenso la continuidad de Kristalina Georgieva al frente del FMI

Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), habría actuado en beneficio de China desde su posición en el Banco Mundial (BM)
 Kristalina Georgieva, directora del FMI Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha solicitado "detalles aclaratorios" sobre la directora de la institución, Kristalina Georgieva, para tomar "muy pronto" una decisión respecto a su continuidad en el cargo.

Kristalina Georgieva es una economista búlgara que fue directora ejecutiva del Banco Mundial (BM) desde enero de 2017 hasta el 1 de octubre de 2019, cuando sucedió a la francesa Christine Lagarde al frente del FMI.

Una investigación independiente indicó que Georgieva, desde su posición como directora ejecutiva del BM, “estuvo entre los principales funcionarios que presionaron al personal para cambiar datos en beneficio de China”.

Ello se vio reflejado en el destacado informe o reporte de Doing Business (edición 2018). Aunque el BM rechazó la investigación, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos calificó los hallazgos como "serios".

Georgieva emitió un comunicado rechazando el informe y negando haber manipulado datos a favor de China o haber tenido una mala conducta. La directora del FMI dijo estar en desacuerdo "fundamental" con los hallazgos e interpretaciones de la investigación independiente.

Ayer, el Directorio Ejecutivo del FMI informó que está comprometido en “una revisión exhaustiva, objetiva y oportuna”. “Si bien el Directorio ha logrado avances significativos en su evaluación, en la reunión de hoy acordó solicitar más detalles aclaratorios con miras a concluir muy pronto su consideración del asunto”, comunicó el FMI.

El directorio conversó con el bufete de abogados Wilmer Hale, autor de la auditoría que ha provocado la crisis, y también interrogó a la directora.

"Wilmer Hale señaló en un reporte divulgado el pasado 16 de septiembre que varios altos funcionarios del Banco Mundial en 2017 -entre ellos Georgieva- presionaron desde dentro del organismo de manera "indebida" para mejorar la clasificación de China en su informe periódico "Haciendo Negocios". El objetivo era mejorar su clasificación en un momento en que el Banco Mundial (BM) buscaba el apoyo de Pekín para incrementar su capital", indicó DW haciendo un recuento de lo sucedido.

La posición de China en el ranking "Haciendo Negocios" (2018), publicado en octubre de 2017, "debería haber estado siete lugares más abajo, en el puesto 85 en lugar de permanecer en el 78”, indicó el organismo tras una revisión interna. “Como consecuencia de estas acusaciones, el BM ha cancelado la divulgación del informe "Haciendo Negocios", una de sus publicaciones más influyentes”, confirmó el medio alemán.

El FMI y el BM celebrarán la próxima semana su asamblea anual, en la que ambas instituciones tendrán que dar explicaciones sobre estas acusaciones de mala práctica que amenazan con dañar su credibilidad, concluyó DW.