El coronavirus pone en riesgo las Olimpiadas de Tokio

El responsable del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Toshiro Muto, se mostró este miércoles "muy preocupado" por la expansión del nuevo coronavirus originario de Wuhan y su posible impacto en el evento deportivo.

Muto se pronunció así al inicio de una reunión de coordinación rutinaria celebrada en Tokio con el Comité Paralímpico Internacional (CPI), en la que se abordó la propagación del virus con foco en la ciudad de Wuhan (China) a menos de seis meses de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que acogerá la capital japonesa.

"Estoy muy preocupado por la propagación de la enfermedad infecciosa del coronavirus, porque podría frenar el ambiente y el impulso para la organización de los Juegos. Espero que esto acabe lo antes posible", dijo el presidente del comité organizador en declaraciones recogidas por la cadena estatal japonesa NHK.

Por su parte, el portavoz del Comité Paralímpico Internacional, Craig Spence, expresó la "plena confianza" de este organismo en que las autoridades niponas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) "tomarán todas las medidas necesarias para afrontar la situación".

Los organizadores de Tokio 2020 hasta el momento sólo habían hecho declaraciones genéricas sobre su voluntad de tomar "cualquier medida necesaria" ante "cualquier incidencia de enfermedades infecciosas" y sin referirse en concreto al coronavirus.

La gobernadora de la capital, Yuriko Koike, sí fue más contundente al desmentir la semana pasada los rumores sobre la posibilidad de que se contemplara una cancelación de los Juegos, señalando que "no hay ningún hecho que indique eso".

El Gobierno japonés, por su parte, ha aplicado distintas medidas destinadas a contener la propagación del virus como prohibir la entrada al país de personas que hayan viajado recientemente a Wuhan, y contempla extender estas restricciones a otras regiones de China.

Responsables del Ministerio nipón de Salud, de la organización de Tokio 2020 y de otras autoridades competentes tienen previsto reunirse a finales de esta semana para analizar la situación y discutir posibles medidas preventivas de cara a los JJ.OO.

En Japón se han registrado por el momento 33 contagios del nuevo coronavirus y ningún fallecimiento, entre ellos una decena de pasajeros de un crucero que se encuentra en cuarentena en Yokohama (al sur de Tokio) con 3.700 personas a bordo.

ÚLTIMAS CIFRAS: 490 MUERTOS

La Comisión Nacional de Sanidad de China informó hoy de que ya son 490 los muertos entre los 24.324 contagiados del nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan en el país asiático.

Hasta la pasada medianoche local (16.00 horas GMT del martes), la Comisión indicó que se habían registrado 3.219 casos graves, mientras que 892 personas habían sanado y sido dadas de alta.

Por el momento, las autoridades sanitarias chinas aseguraron que habían realizado seguimiento médico a 252.154 pacientes en contacto cercano con los infectados, de los que 185.555 siguen en observación.

Las cifras de hoy suponen un aumento de 65 muertes, 3.887 contagios y 262 personas que superaron la enfermedad respecto al informe publicado el día anterior.

Según el parte de la Comisión, los 65 fallecimientos tuvieron lugar en la provincia de Hubei, de la que es capital Wuhan, epicentro del brote y que permanece en cuarentena 'de facto' desde el pasado 23 de enero.

Sin embargo, en las últimas 24 horas también se registró la muerte de una persona en Hong Kong, la primera en fallecer por coronavirus registrada en la excolonia británica.

Asimismo, la mayoría de los nuevos diagnosticados también se certificaron en Hubei: 3.156 de los 3.887 confirmados en las últimas 24 horas.

En esta misma provincia, en el centro-este del país, ha sido en la que se han curado 125 de las 262 personas dadas de alta.

Hasta la fecha, todos los decesos menos uno -ocurrido el pasado fin de semana en Filipinas- se han producido en China, y aunque una veintena de países cuentan con casos diagnosticados de neumonía de Wuhan, China acapara en torno al 99 % de los infectados.

Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV, son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).