Un canadiense detenido por posesión de pornografía infantil a su regreso de Cuba
Gracias a que las autoridades canadienses revisan los dispositivos personales si tienen fundadas sospechas, se pudo detener a un presunto consumidor de pornografía infantil proveniente de Cuba
Aeropuerto Pearson de Toronto

Oficiales de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA, por sus siglas en inglés) arrestaron el pasado 12 de enero en el aeropuerto de Toronto a un viajero procedente de Cuba por trasladar pornografía infantil.

Según explica la agencia en su cuenta oficial de Twitter, dicho día los funcionarios encontraron “sospechas de pornografía infantil en los teléfonos celulares de un viajero que llegaba de Cuba” y, tras la respectiva revisión, éste “fue arrestado y todas las pruebas confiscadas”.

En su tuit, CBSA explica que “los oficiales pueden examinar todos los bienes cuando uno cruza la frontera”, por lo que lo practicado sobre el viajero estuvo amparado en la legislación canadiense.

De hecho, en la comunicación se comparte un link a la legislación respectiva, que regula los motivos y procedimientos para la revisión no sólo de los celulares, sino de todos los dispositivos móviles y electrónicos que lleven consigo las personas que pretendan cruzar cualquiera de las fronteras canadienses.

En dichas revisiones no se vulneran la libertad y derechos humanos de los viajeros, ya que sólo se efectúan bajo fundados motivos de sospechas y en ellas no se acceden a las redes sociales ni a la actividad de cada cual en la nube. La CBSA solicita a cada cual que antes de la revisión ponga su dispositivo en modo avión, para así sólo acceder a lo almacenado como tal en el equipo.

En este caso, gracias a la práctica, se pudo detener a un presunto depredador sexual o un consumidor de pornografía infantil, lo cual es penado en la mayoría de los países.