Brasil revisará reclamos por trabajo forzado de médicos cubanos
La venta de servicios médicos es la principal fuente de divisas de Cuba; en 2018 ganó 6300 millones de dólares por sus misiones en todo el mundo
Médicos cubanos en Brasil
 

Reproduce este artículo

El ministro brasileño de Justicia y Seguridad Pública acordó investigar las denuncias de trabajo forzoso de los trabajadores en la misión médica cubana, luego de una reunión con un comité de abogados reunidos al efecto.

La investigación se hará sobre las denuncias de 100 trabajadores de la salud. “Este es un importante paso en la búsqueda de la justicia y para exponer las prácticas de trabajo forzado de Cuba y otros países”, aseguró en un comunicado la ONG Global Liberty Alliance (GLA)

En noviembre de 2018, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció que modificaría el acuerdo con Cuba para la contratación de personal de la brigada médica cubana. Bolsonaro insistió en que Cuba transfiriera el pleno monto del salario a los médicos cubanos, que los profesionales estén sujetos a certificado médico brasileño pruebas de revalidación y poder llevar a su familia con ellos. 

Cuando Cuba rechazó estos términos para la renovación del programa, Bolsonaro dijo que cualquier médico cubano que quisiera romper con el control del Partido Comunista de Cuba podría permanecer en Brasil y solicitar asilo político.

En ese momento prestaban servicio en Brasil 8471 colaboradores de la salud cubanos, según indicó el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, a raíz de la decisión de no continuar en el programa. Unos 2000 decidieron no regresar a la Isla. 

Durante los últimos dos años, GLA ha colaborado estrechamente con abogados brasileños para investigar el programa de médicos cubanos en Brasil, conocido como Mais Médicos. Además de asesorar a los trabajadores cubanos fuera de Cuba, busca exponer las conexiones financieras entre empresas estatales de la isla y actores del depuesto gobierno del Partido de los Trabajadores. 

La venta de servicios médicos es la principal fuente de divisas de Cuba, que en 2018 ganó 6300 millones de dólares por sus misiones en todo el mundo, según cifras oficiales.

Cuba se quedaba con el 75% de los 3300 dólares de salario de los profesionales, una práctica habitual de las autoridades de la Isla, que tienen desplegados médicos por todo el mundo. 

La participación de los médicos cubanos en el programa de salud brasileño comenzó en 2013 bajo el mandato de la entonces presidenta brasileña Dilma Rousseff —del Partido de los Trabajadores (PT)— con el objetivo de garantizar la atención sanitaria a comunidades aisladas de la Amazonía, en las favelas y zonas pobres del país.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud Pública de Cuba, en los cinco años de trabajo en el programa cerca de 20 000 colaboradores de la isla atendieron a más de 113 350 millones de brasileños en más de 3600 municipios y los cubanos constituían el 80% de todos los médicos participantes en esa iniciativa.