Brasil aprueba normativa para comercializar marihuana con fines médicos

El objetivo de la medida es garantizar el acceso, por la vía de la asistencia farmacéutica y asegurar un mínimo de garantía para los usuarios de los productos
Se busca que haya acceso al producto y garantía a los usuarios
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Brasil aprobaron este martes la normativa para el registro y la venta de medicamentos a base de marihuana en las farmacias del país, informó hoy la cadena alemana Deutsche Welle.

La decisión de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), vinculada al Ministerio de Salud, entrará en vigor en 90 días a partir de su publicación en el Diario Oficial y se someterá a una revisión pasados tres años, dijo el reporte.

El objetivo de la medida es "encontrar una forma de garantizar el acceso, por la vía de la asistencia farmacéutica" y "asegurar un mínimo de garantía para los usuarios de los productos", señaló Anvisa en un comunicado.

Agregó que las compañías deberán continuar investigando para probar la eficacia y seguridad de sus fórmulas, según la DW.

Brasil aún sigue a los vecinos de Uruguay y Argentina, donde el cannabis ya se cultiva y vende legalmente con fines medicinales. Brasil despenalizó previamente y de forma parcial la posesión de marihuana para uso personal.

 

 

Las nuevas regulaciones serán publicadas en el diario oficial en los próximos días y se convertirá en ley 90 días después de eso, aseguró el regulador, Anvisa, añadió la agencia Reuters.

También establece normas específicas para la fabricación, importación, venta, envasado, mercadeo y regulación de la nueva clase de productos en base a cannabis.

Según el informe de Reuters, Latinoamérica ha sufrido innumerables muertes relacionadas con la droga en las últimas décadas, y los pasos para comenzar a legalizar la marihuana medicinal, e incluso recreacional, en países como Colombia, México y Uruguay representa una reevalución más amplia de las leyes sobre drogas en una región que la tipificó por largo tiempo con una prohibición agresiva.

La decisión de Brasil también forma parte de un lento cambio de visión a nivel mundial hacia las drogas ilegales, con una creciente inversión en los beneficios de la marihuana y otros narcóticos.

 

 

Sin embargo, en términos regionales, Brasil podría estar llegando tarde, ya que tanto Uruguay como Colombia legalizaron la marihuana medicinal y trabajan activamente para ganar una posición firme en el floreciente mercado a nivel global.

Uruguay fue el primer país en legalizar el cultivo, la venta y el consumo de marihuana en diciembre de 2013, en un experimento social pionero seguido de cerca por otros países que debaten sobre la legalización de la droga.

Colombia también legalizó la marihuana medicinal, mientras que en México, la corte suprema ordenó a la Secretaría de Salud acelerar la emisión de regulaciones para la marihuana medicinal, con legisladores también discutiendo su uso recreacional.

Anvisa aseguró que los productos basados en cannabis sólo estarán disponibles para la venta en farmacias registradas y con receta.