Consolez Vous: ¿Un Sex Shop ambulante en Cuba?

 

El Bazar “Toca la Tela” espacio que reúne a siete proyectos de jóvenes diseñadores, emprendedores y arquitectos cubanos, mantendrá sus puertas abiertas durante la primera quincena de junio en La Marca, estudio-taller de tatuajes que funciona además como Centro Cultural Alternativo.

La Marca pone énfasis en el diseño e impulso a la obra de autor, motivada por la II Bienal de Diseño de la Habana, que transcurrió del 20 al 26 de mayo último.

La Bienal de Diseño, convocada y organizada por la Oficina Nacional de Diseño (ONDI), no es aún tan inclusiva como debería. Ante esta frustración los jóvenes diseñadores crean espacios propios para mostrar obras y proyectos que normalmente son rechazados en los espacios oficiales.

Consolez Vous

Entre los primeros en presentarse estuvo Consolez Vous, un proyecto novedoso para Cuba que tiene como propósito convertirse en Sex Shop itinerante, y cubrir de alguna manera el vacío dejado por la inexistencia de tiendas que comercialicen artículos sexuales en la Isla.

 

Esculturas con formas de consoladores (dildos), pulidas a mano, y otros accesorios confeccionados de manera artesanal, fueron vendidos y siguen estando a consideración del público. Este performance de los artistas Yahanara Mauri, Joan Diaz y Javier Bobadilla pretende ser un ejercicio de desenmascaramiento y ruptura de principios moralistas extremos que están presentes en nuestra sociedad. Como resultado van teniendo la venta de 400 ejemplares a sólo un mes de existencia pública.

Otro de los proyectos presentados en la semana fue Wasasa_bugbag, un bicho bolso que ha ganado popularidad entre los que gustan de accesorios originales. El equipo de Sandra, Laila y Amaya combina telas compradas en mercados de África Occidental con diseños contemporáneos en función de que puedas cargar con todas las pequeñas cosas que necesites. Un accesorio alegre, práctico y diferente.  

 

Para cerrar la semana de presentaciones Jorgito Kamankola, Rapzodia y Dj Nio ofrecieron un concierto a que atrajo todo un público amante del rap fusión. La pequeña sala apenas alcanzaba y algunos escucharon desde la calle.

A pesar de ser un lugar pequeño, La Marca cada vez parece más grande por el trabajo sistemático que realiza.