Venezuela: denuncian suministro de medicamentos vencidos a pacientes con la COVID-19
Denuncian que en los hospitales de Venezuela reparten medicinas vencidas a los pacientes que contrajeron el nuevo coronavirus. Una mujer sufrió fuertes efectos secundarios por la cloroquina
Presidente Nicolás Maduro junto a otros funcionarios del régimen venezolano
 

Reproduce este artículo

Pacientes venezolanos denuncian las irregulares condiciones en que son tratados al ser confirmados como positivo al nuevo coronavirus. Una madre que se identifica como Ninoska Aparicio difundió un video donde relata como en el Hospital Victorino Santaella, en Los Teques (estado de Miranda), son varias personas las que han tenido un diagnóstico positivo a la COVID-19 y sin embargo, su estado no es reportado en los informes oficiales.

No es la única irregularidad en los datos: “dicen que mis hijos están entubados. Hijo, voltea para acá. Aquí está mi hijo, no presenta síntomas, no tienen absolutamente ningún malestar”, explicó.

La misma situación se presenta con su hija y otros pacientes en la sala, que aseguran estar en perfectas condiciones y que no han visto los resultados de las pruebas.

También, Ninoska Aparicio mostró los antibióticos que le fueron ofrecidos por el hospital (pese a no tener síntomas) y señaló que la fecha de vencimiento indica que expiraron en febrero. Tras el reclamo a las enfermeras, indicó que la respuesta fue que se reparte “por protocolo”, comentó la madre.

Según reporta Infobae, otra mujer aseguró que está recibiendo tratamiento con cloroquina, un medicamento solo recomendado para pacientes de gravedad, y refirió que la pastilla le había provocado vómitos y diarrea: “Ni siquiera se podía levantar de la cama”.

La internada remarcó varias veces que los pacientes muestran un buen estado físico y que ninguno está entubado. No obstante, según la alcaldesa chavista Wisely Álvarez y la información que sacan los médicos del hospital: “Acá estamos los casos que supuestamente estamos entubados y nos estamos muriendo”, señaló. “Hasta el momento no nos han enseñado los resultados que digan positivo”, cuestionó.

Según las cifras del régimen de Nicolás Maduro, de los 41 mil 933 venezolanos que retornaron a su país en las últimas semanas, apenas 220 personas han dado positivo a la prueba de coronavirus. La vicepresidenta ejecutiva del país, Delcy Rodríguez, dijo por el canal estatal de televisión que los contagios son en su mayoría de personas que retornaron de países vecinos.

“El 75% de ellos son casos provenientes de Brasil, Colombia, Perú, Ecuador y Chile. Venezuela se ve también afectada por estos países que no han tomado las medidas que correspondían adoptar para hacer freno y controlar el COVID-19”, señaló

La vicepresidenta venezolana acusa a los países de la región por su ineficiente gestión en la contención del nuevo virus. Sin embargo, durante su comparecencia en televisión nacional, no informó sobre el número de pruebas aplicadas en Venezuela. Varios especialistas apuntan que las autoridades no hacen  los estudios necesarios para determinar la cantidad de infectados y que el debilitado sistema de atención médica no está preparado para enfrentar la mortal pandemia.

Venezuela superó este sábado la cifra de mil contagiados por COVID-19 tras la confirmación de seis nuevos casos de transmisión local y 60 importados, aunque mantiene la cifra de diez fallecidos.