UE rechaza Parlamento chavista, pero no trata a Guaidó como “presidente interino”

El líder opositor venezolano Juan Guaidó agradeció el apoyo manifestado por la Unión Europea en la lucha por unas elecciones “creíbles, inclusivas y democráticas”, aunque el bloque comunitario ha evitado, después de casi dos años, tratarlo como “presidente interino”
Juan Guaidó en Foro de Davos. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

El líder opositor venezolano Juan Guaidó agradeció este miércoles el apoyo manifestado por la Unión Europea (UE) en la lucha por unas elecciones “creíbles, inclusivas y democráticas”, aunque el bloque comunitario ha evitado, después de casi dos años, tratarlo como “presidente interino”.

En un comunicado en el que Guaidó señala que continúa siendo “presidente encargado” y “jefe del Parlamento de Venezuela” –cargos que la UE no le reconoce–, el adversario del régimen de Maduro manifiesta su agradecimiento por “el apoyo del Alto Representante Josep Borrell a la causa de la libertad en nuestro país”, informó la agencia EFE.

La UE anunció hoy, también en un comunicado, que “mantendrá su compromiso con todos los actores políticos y de la sociedad civil que luchan por devolver la democracia a Venezuela, incluido en particular Juan Guaidó”.

El bloque comunitario, que se refiere al Parlamento que dirigió Guaidó como “saliente”, reiteró su rechazo a las elecciones de diciembre porque “no cumplieron con los estándares internacionales para un proceso creíble” y “hubo falta de pluralismo político”, por lo que lamentó que el chavismo asumiera ayer el mandato de la institución “sobre la base de estas elecciones no democráticas”.

“Las elecciones venezolanas del 6 de diciembre de 2020 para la Asamblea Nacional se llevaron a cabo sin un acuerdo nacional sobre las condiciones electorales”, por lo que la Unión Europea considera que “la forma en que se planificaron y ejecutaron las elecciones, incluida la descalificación de los líderes de la oposición, no permiten que la UE reconozca este proceso electoral como creíble, inclusivo o transparente, ni permiten que su resultado sea considerado representativo”.

En ese sentido, Guaidó reitera su agradecimiento “por el reconocimiento explícito que la Unión Europea” le hace en particular, junto a los demás miembros del Parlamento elegido en 2015, y que según los planes de Maduro debería cesar sus funciones.

Si embargo, el comunicado de la oposición mantiene que “el presidente Juan Guaidó y los diputados de la Asamblea Nacional legítima, renuevan su compromiso con la Unión Europea y con la comunidad internacional de seguir luchando sin descanso por la democracia y la libertad en nuestro país”.

El chavismo, que gobierna con mano de hierro en Venezuela desde 1999, retomó el control del Parlamento, nombrando como nuevo jefe de la Asamblea Nacional del oficialismo al exministro de Información Jorge Rodríguez, después de haber obtenido 256 de los 277 escaños en las cuestionadas elecciones de diciembre en las que no participaron los líderes de los principales partidos opositores.

Pese a ello, la oposición que lidera Guaidó anunció la prolongación, por un año, de las funciones de los diputados antichavistas, bajo la figura de la Comisión Delegada, una instancia contemplada en la Constitución para operar solo durante los períodos vacacionales de los diputados, pero que carecerá de atribuciones prácticas.

A Juan Guaidó —quien fuera presidente de la Cámara baja, cargo que derivó en su nombramiento como presidente interino de Venezuela en 2019— la UE le considera parte de la Asamblea Nacional “saliente”, aunque reconoce que la Asamblea que él presidió, fue la última expresión libre de los venezolanos en un proceso democrático.