Tribunal español niega libertad al chavista Hugo “El Pollo” Carvajal por riesgo de fuga

Magistrados de España rechazaron la solicitud del ex general "El Pollo" Carvajal de quedar el libertad con medidas cautelares ante un posible riesgo de fuga
Hugo "El Pollo" Carvajal / Foto: Contrapunto
 

Reproduce este artículo

Un Tribunal de España rechazó este martes la solicitud del ex general de la Inteligencia Militar de Venezuela en tiempos del fallecido Hugo Chávez, Hugo “el Pollo” Carvajal, de quedar en libertad ante un posible riesgo de fuga.

Carvajal había solicitado su libertad con medidas cautelares a raíz de que la Audiencia Nacional de España suspendió de forma temporal su extradición a Estados Unidos por delitos de narcotráfico hasta que se revolviera su solicitud de asilo.

Los magistrados españoles argumentan que la prisión incondicional asegura el procedimiento de extradición luego de haber estado prófugo de la Justicia por casi dos años, hasta ser detenido en Madrid el 9 de septiembre.

Carvajal no solo no se presentó ante la Audiencia Nacional una vez que conoció que se había decretado su arresto en prisión a raíz de la decisión de extraditarlo a Estados Unidos, sino que permaneció escondido en una vivienda de Madrid.

“Ha existido una auténtica fuga desde el momento en que no ha estado a disposición judicial, independientemente de que no haya salido de España, lo que conlleva la necesidad de mantener su situación actual de prisión”, indicaron los magistrados españoles.

Arresto del chavista Hugo "El Pollo" Carvajal el 9 de septiembre

Arresto del chavista Hugo "El Pollo" Carvajal el 9 de septiembre

“El Pollo” Carvajal fue detenido por primera vez en España de 2019 y fue reclamado por Estados Unidos por delitos de narcotráfico, lavado de dinero y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para introducir drogas en territorio estadounidense.

Cuando compareció por primera vez por su extradición, argumentó que Estados Unidos se basó en acusaciones falsas y que su reclamo fue por motivos políticos por la información que disponía del fallecido Chávez.

La Audiencia Nacional accedió en 2019 a su extradición al considerar un vínculo con el narcotráfico durante 20 años, así como la venta de armas a las FARC a cambio de drogas y la protección armada de los cargamentos de cocaína.