Suspenden diálogo en México entre régimen y oposición venezolana por inasistencia de oficialistas

La ronda quedó en pausa y se espera pueda ser retomada este sábado, una vez estén presentes en suelo mexicano ambas partes
Delegaciones de gobierno y oposición venezolana en México a inicios de septiembre. Foto: Embajada de Noruega
 

Reproduce este artículo

La primera sesión de la tercera ronda de diálogo entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición venezolana fue suspendida este viernes luego de que los representantes oficialistas no arribaran a la Ciudad de México, sede del nuevo intento bilateral para que el país retorne a la estabilidad política y los cauces democráticos.

Ante la inasistencia la ronda quedó en pausa y se espera pueda ser retomada este sábado, una vez estén presentes en suelo mexicano ambas partes, dijeron a la agencia noticiosa AP dos fuentes vinculadas al proceso, que pidieron el anonimato por no estar autorizadas a dar declaraciones.

Las delegaciones del régimen y la oposición se reunieron entre el 3 y 6 septiembre en la capital mexicana y alcanzaron acuerdos parciales en materia de soberanía territorial y protección socioeconómica de la población.

En un comunicado conjunto difundido tras esa segunda ronda, las partes precisaron que las reuniones sostenidas conforme al Memorando de Entendimiento suscrito el 13 de agosto permitieron acordar el establecimiento de “mecanismos de restauración y consecución de los recursos para atender las necesidades sociales de la población, con especial énfasis en los efectos de la pandemia por COVID-19”.

El acuerdo es extensivo a aquellos recursos provenientes de organismos multilaterales por los que pueda optar Venezuela, como las asignaciones de derechos especiales de giro aprobadas por el Fondo Monetario Internacional para sus países miembros.

Las delegaciones convinieron que el primer punto de discusión de esta tercera ronda, en pausa hasta el momento, sería el respeto al Estado Constitucional de Derecho, particularmente en lo referente al sistema de justicia y el respeto a la institucionalidad establecida en la constitución venezolana.

El diálogo en México se produce tras el fracaso de cinco intentos en siete años, el último de ellos en Barbados en 2019. Al igual que en esa ocasión, en las negociaciones en tierra azteca Noruega funge como mediador, mientras que Rusia y Países Bajos actúan como países acompañantes.

La comunidad internacional aspira a que mediante el actual proceso de diálogo el gobierno y la oposición venezolana alcancen consensos que conduzcan a una solución negociada y electoral de la compleja crisis económica y social que vive el país, causa de la migración de seis millones de personas en los últimos años.