Maduro “saluda” a Biden ordenando detener a diputados de Guaidó

La vicepresidenta de la fraudulenta Asamblea Nacional, Iris Varela, acusó a los diputados opositores de supuestos “delincuentes” y ordenó que detengan a los diputados de Juan Guaidó.
Maduro ordena detener a diputados de Guaidó
 

Reproduce este artículo

La fraudulenta Asamblea Nacional (AN) chavista, lanzó el martes un ultimátum de 48 horas para arrestar a los diputados opositores del parlamento legítimo de Juan Guaidó, que estarán en la toma de posesión de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos, este miércoles 20 de enero.

La arremetida del chavismo contra los representantes del parlamento legítimo, elegido en 2015 por 14 millones de votos y reconocido por más de 50 países, se inició en su sesión plenaria el martes en la sede del palacio legislativo nacional. Lo que ha impulsado una ola de respaldos y solidaridad de la comunidad internacional, empezando por EE.UU., a favor del gobierno interino opositor.

En la sesión parlamentaria, la vicepresidenta de la fraudulenta AN y exministra de Prisiones, Iris Varela, conocida por sus presuntos vínculos con los “pranes” (jefes del crimen organizado), acusó a los diputados opositores de supuestos “delincuentes” y conminó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a la Fiscalía y a los jueces revolucionarios que detengan a los diputados de Juan Guaidó.

“Creo que darle 48 horas es un plazo prudencial, 48 horas para que ellos procedan a emitir la orden de captura contra estas personas, y la comisión sigue en investigación para documentar todos los daños. Uno clarito es la usurpación y todos los demás se irán documentado después”, precisó la exministra de prisiones, muy cercana a Nicolás Maduro y perteneciente al ala radical bolivariana.

El chavismo acusa a los diputados de la AN legítima de 2015 de usurpar sus cargos, tras declarar la continuidad constitucional y por permanecer al frente de una Comisión Delegada mientras no se celebren unas elecciones democráticas y libres. También se prohibirá a los parlamentarios salir del país.

“Las órdenes de captura son para aquellos exdiputados que se hacen llamar diputados y que siguen cometiendo delitos contra el país”, añadió Hugbel Roa, vicepresidente de la Comisión Especial de Acciones Perpetradas contra la República.

Como respuesta, la AN legítima emitió una alerta a la comunidad internacional de las intenciones judiciales y penales de arrestar a los parlamentarios opositores. En su cuenta de Twitter lanzó un SOS sobre las amenazas del régimen de Maduro contra diputados legítimos. “El parlamento venezolano tiene el mayor número de parlamentarios perseguidos del mundo”, denunció.

La reacción inmediata de los EE.UU. no se hizo esperar, tanto del Gobierno saliente como del entrante. 

El secretario de Estado saliente de la Administración Trump, Mike Pompeo,  sostuvo un encuentro telefónico el lunes con Guaidó, para expresarle su reconocimiento y compromiso a favor del restablecimiento de la democracia en Venezuela. Y le anunció una medida de alivio por parte de Trump como la de aprobar el decreto de permiso de visa y trabajo temporal para los venezolanos que se encuentran en los EE.UU.

Por su parte, su sustituto, Antony Blinken, ratificó el respaldo de EE.UU. a Juan Guaidó y calificó a Nicolás Maduro de “brutal dictador”, y aseguró que la nueva administración no tiene la intención de dejar de reconocer a Guaidó como presidente interino del país ni tampoco al Parlamento.

Al parecer la posición es compartida por la red social Twitter, que también ha suspendido la cuenta de la Asamblea Nacional surgida en diciembre, bajo control total de Maduro, que dispone de 257 de los 277 escaños repartidos. Desde hace unas horas es imposible acceder a @lanuevaasamblea, bloqueada por usurpar las funciones del verdadero Parlamento.

La toma de postura de la administración demócrata supone otro fuerte espaldarazo para el líder opositor y los diputados cuando sobre ellos se ciernen nuevas amenazas del poder revolucionario.