Principal líder chavista negó las protestas en Cuba: “Es un hecho mediático”

Diosdado Cabello, principal líder chavista, habló en defensa de la dictadura en Cuba y atribuyó las protestas a un "hecho mediático"
Diosdado Cabello, principal líder Chavista
 

Reproduce este artículo

El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y principal líder del régimen de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, negó la existencia de las protestas en Cuba y afirmó que lo que se informa a través de las redes sociales es parte de “un hecho mediático”.

Según Cabello, la información que se ha conocido “no tiene nada que ver con la realidad” y envió su solidaridad a Cuba ante lo que consideró como una nueva acción del “imperialismo” contra la isla caribeña.

El segundo al mando del régimen venezolano dijo que lo que apareció en redes sociales era gente que “estaba celebrando la Eurocopa y sacaban fotos como que estaba ocurriendo en Cuba, o en Argentina, que estaban celebrando la Copa América, y tomaron la foto de lejos y, sin vergüenza de ningún tipo y decían mira Cuba cómo está”.

“No entienden que son 60 años de bloqueo como para que ahora vayan a pensar que cinco tuits van a acabar con la revolución cubana”, agregó. Asimismo, envió “solidaridad, apoyo, cariño y respeto” al régimen de Cuba “por la inmensa lucha que están dando”.

Insistió en que el gobierno de Estados Unidos estaría actuando en contra de Cuba y criticó que nadie dijo nada sobre lo que considera una “masacre” en las protestas de Colombia, así como con lo que sucede en Chile con el pueblo mapuche.

“Todos los días asesinan al pueblo mapuche en Chile y no dicen nada. Atacan a Venezuela, atacan a Cuba”, finalizó Diosdado Cabello. 

Miles de cubanos salieron a las calles el domingo 11 de julio para protestar contra el régimen exigiendo la libertad de Cuba, en unas manifestaciones que ya ha dejado a decenas de detenidos y enfrentamientos después de que Miguel Díaz-Canel pidió a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

Estas protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, se produjeron en medio de una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia del COVID-19 fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad.

Es por ello, que los cubanos han unieron a lo largo de toda la isla y lo que inició como una manifestación de centenares en San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa, se extendió a todas las regiones del país para exigir la renuncia de Díaz-Canel y del comunismo.