EEUU y sus aliados buscan imponer más sanciones a régimen de maduro

Tras el rompimiento de las negociaciones que la oposición venezolana mantenía con el Gobierno de Maduro, EEUU busca imponer más sanciones al régimen chavista, al que acusó de ser una amenaza a la seguridad en la región
Juan Guaidó, líder de la oposición venezolana reconocido por los EEUU
 

Reproduce este artículo

Washington, 17 sep (Edgardo Ayala).-El gobierno de los Estados Unidos aseguró hoy que buscará con sus aliados regionales imponer más sanciones al régimen chavista, debido al rompimiento de las negociaciones entre la oposición venezolana liderada por Juan Guaidó y el Gobierno de Nicolás Maduro, y al pacto que este amarró ayer con un segmento reducido de partidos opositores.

“Esperamos reunirnos con socios regionales para discutir las opciones económicas y políticas multilaterales que podemos emplear para la amenaza a la seguridad de la región que representa Maduro”, dijo el Departamento de Estado, en un comunicado difundido este martes.

El Gobierno estadounidense reaccionó al anuncio hecho el lunes por Guaidó, quien señaló que las negociaciones que había mantenido con el régimen chavista, para encontrar una solución a la crisis venezolana, están en un punto muerto.

Guaidó, jefe del Parlamento de Venezuela, propuso dejar su cargo, y que Nicolás Maduro también deje el suyo, como parte de las medias que lleven a la conformación de un Consejo de Gobierno para enfrentar la crisis en esa nación.

Reiteró que el mecanismo de Barbados se agotó y que no retomará estas reuniones, aunque no adelantó cuál será su estrategia una vez rota las negociaciones.
 

 

Maduro suspendió el pasado 7 de agosto las negociaciones auspiciadas por Noruega, que tenían lugar en Barbados en vista de que Guaidó "celebra, promueve y apoya" las sanciones del Gobierno de Estados Unidos contra funcionarios del Ejecutivo y empresas venezolanas, según dijo entonces.

El Departamento de Estado añadió que “la suspensión de las conversaciones patrocinadas por Noruega entre el gobierno interino de Venezuela y el antiguo régimen de Maduro refleja la negativa del régimen a negociar de buena fe”.

Agregó que el Gobierno de Maduro ve las negociaciones como una táctica dilatoria y ha subvertido los esfuerzos de buena fe para encontrar una solución política pacífica.

“El antiguo régimen de Maduro ha saboteado las negociaciones organizadas por Noruega, negándose a comprometerse seriamente en el retorno a la democracia en Venezuela”, subrayó el comunicado.

El gobierno de Venezuela anunció este lunes el retorno de su bancada al Parlamento, de mayoría opositora, tras un acuerdo con un grupo de adversarios del presidente Nicolás Maduro para -según las partes- resolver la crisis política y económica.

 

 

"En aras de profundizar y extender el diálogo político (...), se incorporarán a la Asamblea Nacional la fracción del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y las fracciones aliadas", señaló el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, durante la firma del pacto, de acuerdo con el diario peruano El Comercio.

Sin embargo, medios de prensa confirmaron este martes que los diputados oficialistas no cumplieron su palabra.

El Departamento de Estado añadió, que Maduro “ha anunciado un plan diseñado para sabotear la Asamblea Nacional, la última institución democrática que queda en Venezuela. Maduro y sus compinches atrajeron a un pequeño grupo marginal de políticos a participar en las "llamadas conversaciones" y los presentaron como si hablaran por la oposición democrática.

Las sanciones adicionales que busca imponer la administración Trump están enmarcadas en el acuerdo alcanzado la semana pasada por la mayoría de países de la Organización de los Estados Americanos, en torno a activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), con 12 votos a favor, 5 abstenciones y una ausencia.

En concreto, lo que los 12 Estados decidieron fue convocar una reunión de los ministros de Exteriores de las naciones firmantes del TIAR para que, en la segunda quincena de este mes de septiembre, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, decidan qué medidas tomar respecto a Venezuela.
 

(Con información de Efe)