Senadores de EEUU aprueban ley para promover la democracia en Nicaragua

La Ley para Reforzar el Cumplimiento de Condiciones para la Reforma Electoral en Nicaragua (RENACER, por sus siglas en inglés) permitirá sancionar actos de corrupción y violaciones de los derechos humanos atribuidos al gobierno de Daniel Ortega.
Senado-Ortega
 

Reproduce este artículo

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos aprobó este 22 de junio una legislación para promover elecciones libres en Nicaragua, con nuevas medidas para sancionar actos de corrupción y violaciones de los derechos humanos atribuidos al gobierno de Daniel Ortega.

La Ley para Reforzar el Cumplimiento de Condiciones para la Reforma Electoral en Nicaragua (RENACER, por sus siglas en inglés), presentada a fines de marzo por el demócrata Bob Menéndez y el republicano Marco Rubio, será ahora puesta a consideración del pleno del Senado.

Esto proporcionará al gobierno de Joe Biden “las herramientas diplomáticas necesarias para ayudar a estabilizar la crisis electoral fuera de control de Nicaragua”, dijo Menéndez, presidente del Comité, al saludar la aprobación de la iniciativa.

“Habrá consecuencias para quienes intenten robarle al pueblo nicaragüense la oportunidad de ejercer su derecho democrático más fundamental a elecciones libres y justas”, prometió.

La norma prevé aumentar, en coordinación con los gobiernos de Canadá y la Unión Europea, las sanciones selectivas de Estados Unidos contra “actores clave en el régimen de Ortega” señalados de socavar la democracia.

Además, amplía la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales a Nicaragua, y pide al Ejecutivo que revise la participación de Nicaragua en el CAFTA-DR (el pacto de libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana).

También agrega a Nicaragua a la lista de países centroamericanos sujetos a restricciones de visa relacionadas con la corrupción y requiere más informes de inteligencia sobre las actividades rusas en Nicaragua.

La administración Biden reiteró este martes su llamado al gobierno de Ortega a liberar a los opositores detenidos en las últimas semanas, entre ellos cinco precandidatos presidenciales para los comicios del 7 de noviembre.

“Condenamos esta campaña de terror en curso en los términos más inequívocos, y consideramos al presidente Ortega, a la vicepresidenta (y esposa de Ortega, Rosario) Murillo y a los cómplices de estas acciones responsables de su seguridad y bienestar”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Price celebró que 79 países de la región y el mundo hayan “dejado claro que las acciones de Ortega y Murillo son inaceptables”, al aplaudir recientes resoluciones de condena de la represión en Nicaragua por parte de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA), así como del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“El coro internacional que condena las acciones de Ortega y Murillo se hace más fuerte cada día”, afirmó Price en rueda de prensa.