“Las dictaduras carecen de imaginación”: escritor Sergio Ramírez responde acusación de Ortega

“La dictadura de la familia Ortega me ha acusado a través de su propia fiscalía, y ante sus propios jueces, de (...) acusaciones por las que se encuentran presos en las mazmorras de la misma familia muchos nicaragüenses dignos y valientes”, denunció el escritor y ex vicepresidente Sergio Ramírez, ganador del Premio Cervantes
Sergio Ramírez y Daniel Ortega
 

Reproduce este artículo

Sergio Ramírez Mercado, escritor, novelista y ex vicepresidente de Nicaragua fue acusado por la Fiscalía controlada por Daniel Ortega de “realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”.

El ganador del Premio Cervantes 2017, que fue vicepresidente durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) y ahora es crítico del dictador Daniel Ortega, también fue acusado por haber recibido, a través de la Fundación Luisa Mercado que dirige, dinero de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, informó la agencia de noticias EFE.

“La dictadura de la familia Ortega me ha acusado a través de su propia fiscalía, y ante sus propios jueces, de los mismos delitos de incitación al odio y la violencia, menoscabo de la integridad nacional, y otros que no he tenido tiempo de leer, acusaciones por las que se encuentran presos en las mazmorras de la misma familia muchos nicaragüenses dignos y valientes”, denunció Ramírez en una declaración emitida este miércoles 8 de septiembre.

El intelectual recordó que no es la primera vez que se encuentra en una situación similar, pues “en el año de 1977 la familia Somoza me acusó por medio de su propia fiscalía, y ante sus propios jueces, de delitos parecidos a los de ahora: terrorismo, asociación ilícita para delinquir, y atentar contra el orden y la paz, cuando yo luchaba contra esa dictadura igual que lucho ahora contra esta otra”.

El escritor afirmó que “las dictaduras carecen de imaginación y repiten sus mentiras, su saña, su odio, y sus caprichos. Son los mismos delirios, el mismo empecinamiento ciego por el poder, y la misma mediocridad de quienes teniendo en su puño los instrumentos represivos, y habiéndose despojado de todos los escrúpulos, creen también que son dueños de la dignidad, de la conciencia y la libertad de los demás”.

Ramírez denunció que amenazan con allanar su casa, pero “lo que van a hallar es una casa llena de libros”, dijo.

“Soy un escritor comprometido con la democracia y con la libertad, y no cejaré en este empeño desde donde me encuentre. Mi obra literaria de años es la obra de un hombre libre”, añadió.

“Las únicas armas que poseo son las palabras, y nunca me impondrán el silencio”, concluyó Sergio Ramírez su respuesta a Ortega.

La escritora Gioconda Belli se solidarizó con su colega y compatriota denunciando que “la dictadura de Nicaragua ha llegado a niveles incalificables y vergonzosos en sus ataques al pensamiento y la inteligencia de los nicaragüenses. Hoy ha acusado y emitido orden de detención y allanamiento de su casa contra el escritor Sergio Ramírez, una personalidad que ha puesto en alto el nombre del país con su trabajo, sus obras y su promoción de la cultura”.

Belli añadió en su perfil de Facebook que “son ellos, el dictador y su esposa, los que están exhibiendo cada día su maldad, su torpeza, su atropello constante a la dignidad y a la libertad de Nicaragua. Pedimos la solidaridad de nuestros hermanos latinoamericanos en esta hora de espanto y dolor en nuestro país”.

 


Portada: Fotomontaje con imágenes de EFE