Régimen de Ortega acusa a sandinistas disidentes de conspiración

Los exguerrilleros sandinistas disidentes Hugo Torres y Víctor Hugo Tinoco, la opositora Suyen Barahona y el banquero Luis Rivas, son los nuevos acusados por el Ministerio Público de Nicaragua de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”
Daniel Ortega en acto del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

Los exguerrilleros sandinistas disidentes Hugo Torres y Víctor Hugo Tinoco, la opositora Suyen Barahona y el banquero Luis Rivas, son los nuevos acusados por el Ministerio Público de Nicaragua de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”, informó la Fiscalía controlada por el régimen de Daniel Ortega.

Torres y Tinoco, sandinistas históricos y antiguos compañeros de armas del dictador Daniel Ortega, y Barahona –extitular del partido Unamos, antes llamado Movimiento Renovador Sandinista (MRS)– están en prisión desde el 13 de junio pasado, investigados por supuesta “traición a la patria”. Rivas, presidente ejecutivo del Banco de la Producción (Banpro) de Nicaragua, se encuentra detenido desde el 15 de junio.

En una declaración, la Fiscalía indicó que los cuatro fueron acusados del delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional, de conformidad con los artículos 410 y 412 del Código Penal, en perjuicio de la sociedad nicaragüense y el Estado de Nicaragua, informó la agencia de noticias EFE.

Según el Código Penal, las penas establecidas por la supuesta comisión de estos delitos oscilan entre 10 y 15 años de prisión, e inhabilitación absoluta por el mismo periodo, de desempeñar cargos públicos.

El Ministerio Público informó que ya se llevaron “a cabo las audiencias preliminares, donde la autoridad judicial admitió las acusaciones y decretó la medida cautelar de prisión preventiva para las personas acusadas”.

Los abogados defensores han denunciado una presunta violación al debido proceso en esos casos, bajo el argumento de que las audiencias preliminares se han celebrado de manera secreta y no han sido notificados para representar a sus clientes.

También alegan que el Estado no les ha permitido a los familiares ni a los abogados visitar a los detenidos en prisión y tampoco han tenido derecho a una audiencia pública ni a un abogado, informó DW.

Suman 24 los dirigentes políticos y profesionales independientes acusados por el Estado en los últimos siete días por una presunta “conspiración” para cometer menoscabo a la integridad nacional o para lavar dinero.

El 26 de agosto, anunciaron que 7 opositores y un consultor internacional serían procesados, entre ellos los líderes y precandidatos opositores a las elecciones presidenciales de noviembre, Arturo José Cruz Sequeira, Félix Alejandro Maradiaga Blandón y Juan Sebastián Chamorro García.

Otros acusados son el ex vicecanciller José Bernard Pallais Arana, el ex titular del Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (Cosep) José Adán Aguerrí Chamorro, y las activistas Violeta Mercedes Granera Padilla y Daysi Tamara Dávila Rivas.

Además, el consultor Manuel Salvador Orozco Ramírez, investigador del Programa de Migración, Remesas y Desarrollo del Diálogo Interamericano y director del Centro de Migración y Estabilización Económica de Creative Associates International, un centro de pensamiento con sede en Washington.