“Navidad sin presos políticos”: lanzan campaña contra régimen de Ortega

Según las organizaciones de víctimas de la crisis y de la Unidad Nacional, actualmente hay un mínimo de 118 "presos políticos" en diferentes cárceles de Nicaragua
Familiares de presos políticos exigen al régimen de Daniel Ortega su liberación
 

Reproduce este artículo

Familias de los opositores en Nicaragua lanzaron este martes una campaña denominada "Navidad sin presos políticos" con la que buscan la liberación de los disidentes que se encuentran en prisión antes de la Navidad, incluidos dos que padecen cáncer.

Estos opositores se encuentran detenidos en el marco de la crisis social y política que vive Nicaragua desde abril de 2018. La campaña cuenta con el apoyo de organizaciones de víctimas de la crisis, y la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco.

"Invitamos al pueblo de Nicaragua, grupos de oposición al régimen (Gobierno de Daniel Ortega) y comunidad internacional, a sumarse a esta campaña, y a seguir redoblando esfuerzos para que se logre la libertad plena de las presas y presos políticos en Nicaragua", clamó un grupo de seis organizaciones de familiares de disidentes presos y víctimas de la crisis, en conferencia de prensa.

Según las organizaciones de víctimas de la crisis y de la Unidad Nacional, actualmente hay un mínimo de 118 "presos políticos" en diferentes cárceles de Nicaragua, la mayoría en la conocida como La Modelo, la más grande y segura del país.

Los demandantes, quienes se refirieron a los convictos como "secuestrados", sostuvieron que "no puede usarse a los presos políticos como ficha de cambio" ante un hipotético tercer diálogo entre Ortega y la oposición, luego de que los dos primeros terminaron en fracaso.

Durante la conferencia de prensa, una portavoz de los familiares de opositores encarcelados abogó por el caso de los reos Denis Ramón Chavarría Zapata, de la ciudad de León (noroeste), y Kalet Antonio Toruño Maradiaga, de Nagarote (noroeste), sufren de cáncer y "no han tenido la atención médica necesaria".

"A tres años sin libertad y justicia, seguimos sufriendo los atropellos de esta dictadura que continúa secuestrando, asesinando, torturando y violando los derechos humanos en Nicaragua", agregaron los demandantes.

La Unidad Nacional indicó que, durante la campaña, sus integrantes realizarán "diferentes acciones movilizativas en todo el país, tomando en cuenta todas las medidas de seguridad debido a la represión y el asedio policial, que se ha incrementado en los últimos meses".

El pasado 12 de octubre del 2020, un grupo de “presos políticos” amenazó con coser sus párpados, con el objetivo de presionar al régimen de Daniel Ortega para que les deje en libertad.

Unos 53 “presos políticos”, en septiembre, mantuvieron una huelga de hambre en reclamo por su libertad, y responsabilizar al régimen de Ortega “la culpa de todo lo que nos pase”.

Hasta ese momento, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indicó que el conflicto actual dejó 328 muertos en 2018. Sin embargo, organizaciones locales contaron 684; mientras que Ortega reconoció tan solo 200 víctimas.

En lo que va de 2020, al menos 6.920 reos comunes con condenas firmes han sido enviados a sus casas por el régimen de Ortega, de los cuales 1.605 salieron cuatro días antes de la mayor celebración sandinista, el 19 de julio, en honor de la revolución de 1979, y ninguno de los beneficiados era opositor.

El grupo multidisciplinario Monitoreo Azul y Blanco, que registra las incidencias de la crisis sociopolítica de Nicaragua, ha reportado la detención de más de un millar de personas por rechazar a Ortega o su familia en los últimos tres años, pero la mayoría ha sido excarcelada, hasta quedar en los 118 del último reporte.

Nicaragua vive una profunda crisis sociopolítica, que se desató en abril de 2018, cuando manifestaciones antigubernamentales fueron neutralizadas con ataques armados que dejaron cientos de presos, muertos o desaparecidos, miles de heridos, y decenas de miles en el exilio.

 

 

(Con información de EFE)