Los Ortegas desean Feliz Navidad con más de 100 presos políticos en cárceles de Nicaragua

Un grupo de “presos políticos” amenazó con coser sus párpados, con el objetivo de presionar al régimen de Daniel Ortega para que les deje en libertad.
Daniel Ortega y Rosario Murillo. Foto: EFE/Jorge Torres
 

Reproduce este artículo

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, expresó este jueves 24 de diciembre que el dictador Daniel Ortega y su familia desean lo “mejor” a los nicaragüenses en estas fiestas de navidad, en medio del marco de la crisis social y política que atraviesa el país desde abril de 2018 y que deja más de 100 presos políticos.

“Deseamos una festividad cristiana familiar, solidaria, llena de fe y confianza en el redentor que ha sido y es nuestro sol que no declina en los hogares”, fue el mensaje de navidad que envió la sancionada vicepresidenta en su intervención.

“Que todos encontremos en esta celebración la esperanza, el sentido de la vida que es ser justos, sensibles, natural, sabio, sereno, les deseamos con amor Daniel y yo con toda nuestra familia, estamos muy pendientes de las ausencias, esas dolorosas ausencias que se sienten más en estos días” agregó.

Según las organizaciones de víctimas de la crisis y de la Unidad Nacional, actualmente hay un mínimo de 118 "presos políticos" en diferentes cárceles de Nicaragua, la mayoría en la conocida como La Modelo, la más grande y segura del país.

A comienzos de diciembre, familias de los opositores en Nicaragua lanzaron una campaña denominada "Navidad sin presos políticos" con la que buscan la liberación de los disidentes que se encuentran en prisión antes de la Navidad, incluidos dos que padecen cáncer.

"Invitamos al pueblo de Nicaragua, grupos de oposición al régimen (Gobierno de Daniel Ortega) y comunidad internacional, a sumarse a esta campaña, y a seguir redoblando esfuerzos para que se logre la libertad plena de las presas y presos políticos en Nicaragua", clamó un grupo de seis organizaciones de familiares de disidentes presos y víctimas de la crisis, en conferencia de prensa.

Los demandantes, quienes se refirieron a los convictos como "secuestrados", sostuvieron que "no puede usarse a los presos políticos como ficha de cambio" ante un hipotético tercer diálogo entre Ortega y la oposición, luego de que los dos primeros terminaron en fracaso.

La Unidad Nacional indicó que, durante la campaña, sus integrantes realizarán "diferentes acciones movilizativas en todo el país, tomando en cuenta todas las medidas de seguridad debido a la represión y el asedio policial, que se ha incrementado en los últimos meses".

El pasado 12 de octubre del 2020, un grupo de “presos políticos” amenazó con coser sus párpados, con el objetivo de presionar al régimen de Daniel Ortega para que les deje en libertad.

Unos 53 “presos políticos”, en septiembre, mantuvieron una huelga de hambre en reclamo por su libertad, y responsabilizar al régimen de Ortega “la culpa de todo lo que nos pase”.