Cierran periódicos en Nicaragua por boicot del Gobierno de Daniel Ortega
Ejecutivos de El Nuevo Diario, de La Prensa y del diario Hoy denunciaron la retención de sus materias primas y repuestos como una forma del gobierno de obligarlos a cerrar para callar las voces independientes

Managua, 27 sep (ADN CUBA).- El Nuevo Diario, uno de los periódicos más importantes de Nicaragua, acérrimo crítico del Gobierno de Daniel Ortega, anunció este viernes el cierre de su edición impresa y digital, debido precisamente a las presiones ejercidas por el mandatario, informaron medios locales e internacionales.

La Voz de América informó este viernes que el diario, fundado en 1980, anunció la suspensión de sus publicaciones por falta de papel, “culpando al gobierno del presidente Daniel Ortega por la retención durante meses de la materia prima en las bodegas de la Dirección General de Aduanas”.

Periodistas nicaragüenses dentro y fuera del país han denunciado a Ortega por lo que catalogan como acciones para impedir la libertad de prensa en el país inmerso en una crisis, dijo la VOA.

Con el cierre del Nuevo Diario, también concluyó operaciones su periódico asociado, Metro.

“El Nuevo Diario informa al público en general que ha decidido descontinuar su publicación, debido a dificultades económicas, técnicas y logísticas que hacen insostenible su funcionamiento”, indicó un comunicado.

 

 

La VOA aseguró que el cierre de El Nuevo Diario se produce en el marco de la confrontación que existe entre los medios de comunicación independientes y el gobierno de Ortega, a raíz de la crisis política desatada por la represión de las protestas civiles que iniciaron en abril del año pasado.

Ejecutivos de El Nuevo Diario, de La Prensa y del diario Hoy han denunciado, dijo la VOA, la retención de sus materias primas y repuestos como una forma del gobierno de obligarlos a cerrar para callar las voces independientes que se ven reflejadas en sus publicaciones.

Según una nota en el portal digital del diario La Prensa, desde el 10 de septiembre pasado "la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA) mantiene secuestradas planchas, gomas y reveladores de uso de la rotativa en la que se imprimen los periódicos. Estos materiales tienen un costo de casi sesenta mil dólares", aseguró.

El texto indica también que desde el 17 de octubre la DGA mantiene secuestradas 92 toneladas de papel periódico que tienen un costo superior a los 72 mil dólares.

La Prensa y Hoy han venido reduciendo el número de página de sus publicaciones, pero de no resolverse la retención de papel y otros insumos, sus días también podrían estar contados.

 

 

Por su parte, la asociación mundial de escritores PEN Internacional, capítulo Nicaragua, condenó el cierre este viernes los medios de comunicación.

"PEN Internacional capítulo Nicaragua lamenta y condena el cierre de El Nuevo Diario y su periódico asociado, Metro", expresó el organismo, en un comunicado, en el que recordó que estos, al igual que La Prensa, "han sido objeto de un boicot aduanero arbitrario e ilegal por parte del Gobierno de Daniel Ortega".

Esta es una "clara evidencia de la voluntad dictatorial del régimen Ortega-Murillo contra la prensa libre y las consecuencias derivadas del bloqueo contra los medios de comunicación (...), de las presiones económicas encaminadas a asfixiar a los medios independientes", comunicó por su parte el grupo Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN).

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) lamentó "profundamente" el cierre de El Nuevo Diario y Metro, lo calificó como "un duro golpe a la democracia" y se solidarizó con el personal que pasa al desempleo.



 

 

El cierre "socava aún más las libertades públicas conculcadas por un régimen autoritario que teme a la libertad de pensamiento, a la libre expresión y al periodismo crítico e independiente", destacó el CENIDH.

Según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, el asedio de la Policía y de grupos oficialistas entre abril de 2018 y agosto de 2019 produjo al menos 1.080 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinatos, lo que ha llevado al exilio a más de 90 periodistas.

En más de 17 meses la crisis sociopolítica de Nicaragua ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 595 y el Gobierno reconoce 200.

La CIDH responsabiliza por crímenes "de lesa humanidad" en el marco de la crisis al Gobierno de Ortega, quien afirma ser víctima de un supuesto intento de "golpe de Estado".

ADN CUBA publicó el jueves los testimonios de varios periodistas nicaragüenses ante una comisión especial de la CIDH, sobre los acosos y agresiones cometidos por el Gobierno de Ortega contra ellos y contra los medios independientes en general, en el contexto de una insurrección ciudadana en abril de 2018.