Ola de feminicidios en México: más de 160 víctimas durante la cuarentena

¿México abandona a las mujeres violentadas en esta contingencia? En lo que va de la cuarentena por COVID-19 han asesinado a 367 mujeres, de ellas, al menos 163 son feminicidios, de los cuales 16 eran niñas menores de 14 años.
Imagen de mujer latinoamericana en interior. Foto: Gregory Bull
 

Reproduce este artículo

La pandemia de violencia de género -así la considera la Organización de las Naciones Unidas-, ha cobrado más vidas de mexicanas que la COVID-19.

Desde el primer caso detectado en el país el 28 de febrero hasta mediados de abril, fallecieron por el nuevo coronavirus 100 mujeres, mientras que 367 han sido asesinadas en ese lapso, según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

La agrupación feminista Marea Verde denunció que 163 de esos casos son feminicidios, de los cuales 16 eran niñas menores de 14 años. En esta contingencia sanitaria el delito se incrementó en 9.1 por ciento: 57 víctimas más en comparación del mismo periodo del año pasado.

No obstante, podrían ser más. Renata Villarreal, vocera de Marea Verde México, explicó que “las cifras oficiales no dan a conocer la realidad ni son certeras. Muchas veces lo informan como asesinato, suicidio o paro cardíaco, cuando en muchos casos son feminicidios”.

El estado donde más casos se habían registrado es Guanajuato, con 83 casos, el 17.8% de víctimas a nivel nacional. Le sigue el Estado de México, Michoacán, Jalisco, Chihuahua y Baja California.

La instrucción de quedarse en casa obliga a muchas mujeres a permanecer en un aislamiento crispado con su agresor durante esta contingencia. Al estar en confinamiento, también pierden sus redes de apoyo y quedan en total vulnerabilidad.

La Red Nacional de Refugios (RNR) reportó que a partir de la implementación de la segunda fase, el 23 de marzo, las llamadas de auxilio recibidas por incidentes de violencia contra la mujer crecieron 60% (40 mil 910 llamadas) y que sus 69 refugios están entre el 80% y el 110% de su capacidad.


En lo que va del año (desde antes de la cuarentena) se notifican en México alrededor de 600 feminicidios. Durante el periodo de aislamiento se han incrementado las violencias contra las mujeres, adolescentes y niñas: más asesinatos, llamadas telefónicas de auxilio, denuncias por violencia familiar y sobrecupo en algunos refugios para víctimas. ¿Qué hace la administración de Andrés Manuel López Obrador para atender esta otra pandemia?

Según un artículo de opinión de The Washington Post: “Las instancias federales y estatales han puesto en mayor vulnerabilidad a las mujeres en riesgo de violencia: el gobierno federal retiene los 405 millones de pesos del presupuesto anual de la Red Nacional de Refugios por burocracia; el poder Judicial paró parcialmente la atención de denuncias en 27 de los 32 estados del país, y los gobiernos estatales escatiman las medidas de protección”.

El artículo explica, que el Estado mexicano tampoco reaccionó ante las 33 mil 645 carpetas de investigación por violencia familiar abiertas durante esos dos meses, lo que significa que mujeres violentadas interpusieron 23.3 denuncias por hora, de acuerdo a un estudio de la organización Equis Justicia para las mujeres.

Wendy Figueroa, directora de la RNR, advirtió que por la contingencia, salud “comenzaba a evadir atender a mujeres golpeadas, pues a tres de ellas que fueron a espacios de salud del Estado de México, les dijeron que no eran lesiones graves, que lo importante era el coronavirus y que se fueran porque se podían contagiar”.

En tanto, Marea Verde, impulsa la gestión de apoyo en los refugios como medidas de emergencia. “Se están abriendo refugios e implementando en redes sociales y de acompañamiento, no es tanto a nivel gubernamental, sino a nivel de acciones y organizaciones feministas”, destacan.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró a finales de febrero que el movimiento feminista está plagado de “la derecha”, “los grupos conservadores” y “oportunistas”.

De acuerdo con el mandatario, esos grupos se han enquistados en el movimiento de mujeres para dañar su Gobierno, que sigue sin dar una respuesta contundente a la grave ola de violencia que abate al país, incluyendo la de género.

La COVID-19 en algún momento será superada en México, mientras la ya crónica violencia de género, continuará provocando a la larga más destrucción de vidas, si el estado mexicano sigue ignorando esta otra pandemia.