AMLO quiere emular con Cuba y que vacuna mexicana se llame “Patria”

El mandatario, del izquierdista Morena, propuso este nombre para emular las vacunas cubanas Soberana 01 y Soberana 02, que, en medio de una escasez de medicamentos básicos en la isla, está desarrollando el estatal Instituto Finlay
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
 

Reproduce este artículo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (conocido como AMLO), sugirió este domingo que la futura vacuna mexicana contra la COVID-19 se llame “Patria”, emulando el nombre de la vacuna Soberana desarrollada en Cuba y todavía en fase de pruebas.

“Con todo respeto, porque son iniciativas de Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), centros de investigación públicos, pero también empresas privadas, vamos a sugerir que la vacuna nuestra se llame Patria. Ya apartamos el nombre”, dijo el presidente en conferencia de prensa desde la sureña ciudad de Oaxaca.

El mandatario, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), propuso este nombre para emular las vacunas cubanas Soberana 01 y Soberana 02, que, en medio de una profunda escasez de medicamentos básicos en la isla, está desarrollando el estatal Instituto Finlay de Vacunas (Cuba).

“En México también hay investigación”, recordó López Obrador.

En la conferencia de prensa, el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, explicó que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) tiene registradas seis vacunas en fase clínica: dos cubanas, una mexicana, una chilena, una argentina y una brasileña.

El canciller dijo que “por supuesto” México mantiene “comunicación” con el régimen de Cuba para que sus vacunas puedan estudiar su fase tres, la que se aplica en humanos, en territorio mexicano.

El Gobierno de México anunció que este lunes reanudará su plan de vacunación al comenzar a inmunizar con 870 mil dosis de AstraZeneca a adultos mayores de 60 años en 333 municipios del país, priorizando los más pobres.

Las vacunas de AstraZeneca llegaron este domingo desde la India, lo que permitirá reactivar el plan de vacunación de México, que lleva tres semanas estancado por retrasos en los envíos de fármacos.

México fue el primer país latinoamericano en iniciar la aplicación del fármaco de Pfizer y BioNTech el 24 de diciembre, pero hasta ahora solo se han aplicado 726 mil 313 vacunas y solo 86 mil 198 personas han recibido las dos dosis necesarias de la vacuna Pfizer para lograr la inmunidad.

El país, de 126 millones de habitantes, tiene acuerdos de precompra para 34,4 millones de dosis de Pfizer, 77,4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de la china CanSino, 24 millones de la rusa Sputnik V, un millón de la china Sinovac y 51,5 millones de la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con 173 mil muertes, México ocupa el tercer lugar del mundo con más decesos por la pandemia, detrás de Estados Unidos y Brasil, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins.

 

Gobierno de AMLO quiere que mexicanos estudien en Cuba

El Gobierno de México advirtió a los médicos que rechazan viajar a Cuba para cursar sus estudios de especialidad que, de no hacerlo finalmente, tendrán que volver a presentarse al Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (Enarm) el próximo año, ya que el rechazo hace que pierdan el lugar que ganaron.

Al ser cuestionado sobre las manifestaciones de médicos que lograron aprobar el Enarm 2020 para hacer pública su inconformidad ante la decisión de la Secretaría de Salud Federal de obligarlos a viajar a la isla para realizar su especialidad, el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dijo que “es lo que hay”.

“Si estas personas decidieran tomar las plazas disponibles en la República de Cuba, pues sería magnífico. Si es que esto les convence, pero son libres de declinar y si quieren estudiar una especialidad médica en México, el próximo año pueden desde luego volver a concursar en el examen”, declaró el galeno, quien a diario actualiza en conferencia televisiva el estado de la propagación de la COVID-19 en la nación azteca y dirige la estrategia del gobierno contra la enfermedad pandémica.

Los médicos inconformes alegan que la decisión de enviarlos a Cuba fue unilateral por parte de las autoridades y que no informaron previamente a la aplicación del examen que la mayor de las Antillas sería su destino para hacer la especialidad.

“Este movimiento se llama Médicos sin Plaza, somos aproximadamente mil médicos de las siguientes especialidades: anatomía patológica, geriatría, rehabilitación, psiquiatría y epidemiología, a los cuales nos están mandando a Cuba como opción para tener una plaza para cursar la especialidad médica. Los trámites son caros y corren por nuestra cuenta. Son aproximadamente 18 a 20 000 pesos (entre 900 y 1 000 dólares), muchos no tenemos las posibilidades para irnos: tenemos familia, hijos y familiares enfermos”, escribieron los galenos mexicanos en un comunicado.

Asimismo, indicaron que “la Escuela Cubana de Medicina ha perdido su credibilidad en el mundo”, la isla no cuenta con la tecnología necesaria y no existe compatibilidad entre los programas educativos de los dos países.

 

(Con información de EFE)