ACNUR ayudará a seleccionar migrantes elegibles en México para ingresar a EEUU

El programa de la administración Biden comenzará el viernes 19 de febrero, según la Casa Blanca, "en estrecha colaboración con el Gobierno de México, así como con organizaciones internacionales y no gubernamentales"
Migrantes en el cruce fronterizo de El Chaparral en Tijuana, México. Foto: Guillermo Arias/Agence France-Presse — Getty Images
 

Reproduce este artículo

La Agencia de Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) trabajará con Estados Unidos en identificar y “seleccionar” a los solicitantes de asilo que fueron enviados a México como parte del Protocolo de Protección de Inmigrantes (MPP, por sus siglas en inglés) y que serán admitidos en la frontera sur bajo un nuevo programa de la Administración de Joe Biden, según reportó Voz de América.

Roberta Jacobson, encargada de asuntos fronterizos de la Casa Blanca, refirió al citado medio: “ACNUR está trabajando en seleccionar a las personas más vulnerables o que tienen más tiempo en el programa MPP para cruzar [hacia Estados Unidos]”.

EE.UU comenzará a procesar gradualmente a miles de solicitantes de asilo obligados a esperar en México bajo un controversial programa implementado por el expresidente Donald Trump.

Inicialmente se procesarán a unos 25,000 migrantes con reclamos activos en el programa. En la primera fase, los funcionarios se prepararán para procesar aproximadamente 300 solicitantes de asilo por día en tres puertos de entrada.

El trabajo de ACNUR, de acuerdo a las declaraciones de Jacobson, será “completar todos los trámites” de los beneficiarios que califican para ser admitidos en el país y conducirles a hacerse una prueba de COVID-19 antes de dirigirse a Estados Unidos.

“Cuando lleguen al puerto de entrada, toda la información que fue recabada por ACNUR será revisada por los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. Y el proceso en Estados Unidos debe ser bastante rápido”, explicó la funcionaria.

La Casa Blanca resaltó este martes 16 de febrero que los beneficiarios “no deben tomar ninguna medida en este momento” y deben esperar instrucciones adicionales, que incluyen un registro virtual y una notificación con fecha y lugar para proceder hacia un puesto fronterizo, publicó Voz de América.

Según el capítulo de México de ACNUR, los casos serán “pre seleccionados con base en criterios de Estados Unidos”. La institución publicó un sitio web en el que ofrecerá información desde el próximo 19 de febrero, fecha en que se inicia el programa oficialmente.

En tanto, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, afirmó en una entrevista a la cadena Telemundo que el criterio que siguen es que los inmigrantes “no son un riesgo para los estadounidenses”.

Otras organizaciones humanitarias también  trabajarán en el área fronteriza de Estados Unidos en conjunto con las autoridades para dirigir a quienes logren ingresar al país.

 

Migrantes cubanos en frontera podrán beneficiarse

 

Al emitirse la información de la Casa Blanca sobre esta posibilidad de obtener el asilo, un reportero preguntó si los cubanos en campamentos de refugiados en la frontera entre Estados Unidos y México siguen manteniendo su estatus especial y si serían recibidos, a diferencia de los centroamericanos, si llegan por sí solos a las garitas en la frontera.

La embajadora contestó que hay todavía una distinción en la ley porque aún existe la Ley de Ajuste Cubano, que permite a los ciudadanos cubanos que llegan al país gozar de ciertos privilegios migratorios.

“Estamos hablando de una situación en que los migrantes de otros países y los de Cuba están siendo tradados más o menos de una manera similar cuando cruzan la frontera. La diferencia es cuándo pueden cambiar su estatus, pero todos tienen que pedir el asilo y van a entrar en ese proceso cuando crucen”, explicó Jacobson.

La Coordinadora para la frontera Sur dijo que los solicitantes de asilo que hayan estado esperando más tiempo tendrán prioridad, junto con las personas consideradas más vulnerables debido a su salud o amenazas a su seguridad.

El anuncio no brinda alivio a las personas cuyos casos fueron desestimados o denegados, y Jacobson dijo que la administración todavía estaba considerando cómo abordar cualquier caso más allá de los que están activos.