Ex candidato mexicano llama esclavos a médicos cubanos y exige su salida inmediata del país
El excandidato a la presidencia de México, Gabriel Quadri pidió la salida inmediata de los médicos cubanos y los calificó de “esclavos”
 

Reproduce este artículo

Gabriel Quadri, político y ecologista liberal mexicano, demandó a través de su cuenta de Twitter la retirada del personal médico cubano en México mientras los llamó “esclavos”.

Quien fuera en 2012 candidato a la presidencia por el partido Nueva Alianza de México, escribió en esta red social: “¡Fuera médicos esclavos cubanos de México! ¿Cuánto dinero transfiere por ellos el gobierno a la dictadura de la isla?”.

A su vez catalogó de dictadura al régimen establecido en Cuba desde enero de 1959 y exigió saber la cuantía que se le pagaba a la Isla por el acuerdo de colaboración médica, según informó hoy el medio azteca Regeneración.

Quadri tildó de corrupta a la persona encargada de cerrar el pacto con Cuba. Su exigencia sobre la salida de los cubanos se basa en que el político considera que la situación es insultante y oprobiosa.

Los médicos cubanos llegaron al país a inicios de abril para apoyar como consejeros en materia de política pública.

Luego de su tweet varias fueron las críticas que recibió en esa misma plataforma. Un usuario lo calificó de xenofóbico y agradeció a Cuba por el apoyo y el conocimiento de sus profesionales. 

El pasado mes Quadri se convirtió en foco de atención al presentar una propuesta para “liberar a México” y convertirse en el líder de los conservadores del país. Otra vez empleó las redes sociales para expresarse, aquella vez con un video donde explicaba cómo reconstruir la economía y librar al país de la pesadilla populista. Entre sus proyecciones figura separar del cargo al Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) mediante la unión de la oposición mexicana.

A nivel global existe mucho desconcierto con las misiones médicas cubanas. Un ardid del régimen para obtener ingresos a la vez que explota a sus profesionales de la salud, quienes perciben ingresos muy por debajo de lo que cobra la dictadura a los países favorecidos con este servicio. Detrás del manto de la solidaridad solo se esconde la corrupción, el rejuego político e incluso la esclavitud en pleno siglo XXI.

México no es el único país donde existen posiciones encontradas sobe la colaboración medica del régimen de la Habana. En Argentina, según publicara ADN Cuba la semana pasada, varios sectores se debaten sobre la factibilidad de esta “ayuda” y cuánto dinero se emplea en ella.
Ejemplo de ello es el apoyo del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof quien justificó recientemente la decisión de Argentina de importar misiones de médicos cubanos para colaborar mientras se desata el pico de la COVID-19 en el país. 

Pese a las críticas por parte del gremio médico argentino ante la posible llegada de los galenos de la Isla, Kicillof expresó que “Esto nace porque es conocida la capacidad que tiene Cuba de asistir, tiene un sistema de salud reconocido mundialmente, también de desarrollo de medicamentos”.

Sin embargo, otra figura mediática como el periodista y escritor argentino Andrés Oppenheimer crítico en entrevista de Infobae este proyecto argentino que afirma tuvo que ser idea de Cristina Fernández de Kirchner. El intelectual calificó a Cuba como un estado parásito que intentará solaparse a otra nación ante el colapso de Venezuela.

Inicialmente se contaba con que 202 profesionales de la salud de Cuba arribaran al país andino a finales del mes pasado. Los especialistas auguraban un crecimiento exponencial de contagios por el nuevo coronavirus el cual fue aplacado gracias al decreto de una cuarentena total. De ahí que actualmente no se precise un refuerzo en los equipos médicos de la capital argentina.  Hasta el momento la misión cubana continúa aplazada sin una fecha concreta.