Todo lo que necesitas saber el día de las Elecciones 2020 en Estados Unidos

Este martes se vota entre Trump y su estilo de gobierno “anti-establishment” y Biden, un veterano que ha pasado décadas en Washington D.C. Aquí le contaremos todo lo que necesita para comprender lo que estará sucediendo el día de las elecciones 2020
Joe Biden y Donald Trump en campaña. Fotomontaje: Fox News
 

Reproduce este artículo

Llegó la última jornada de la reñida porfía electoral del 2020 en Estados Unidos. En toda la nación, los votantes están decidiendo el próximo mandatario entre Donald Trump o Joe Biden, e incluso más de 90 millones ya lo habían hecho hasta este lunes, de manera anticipada o por correo.

Este martes 3 de noviembre se definirá entre Trump y su estilo de gobierno “anti-establishment” y Biden, un veterano que ha pasado décadas en Washington D.C. Aquí le contaremos todo lo que necesita para comprender lo que estará sucediendo este día de las elecciones 2020.

Cada año electoral se pelea duro por varios “estados de campo de batalla”. Debido a que la mayoría de los estados tienen más o menos definidos sus votos del Colegio Electoral, algunos considerados tradicionalmente republicanos, como Oklahoma, o demócratas, como California, se consideran seguros en el camino de cada candidato hacia la victoria.

Así que los contendientes se enfocan en territorios políticamente moderados que podrían cambiar para un candidato u otro, y por lo tanto definen quien se lleva los 270 votos electorales mínimos necesarios para tener la llave de la Casa Blanca.

Quizá este año, el estado “péndulo” más importante es Pensilvania, que proporciona 20 votos electorales y podría adelantar la tendencia de los otros para Trump o Biden. Si el presidente no puede ganar allí, y potencialmente Michigan o Wisconsin, se le haría muy duro el camino para un segundo mandato.

Según las encuestas, Biden ha ganado adeptos en estados que eran claramente republicanos, por lo que Trump tendría que apelar a ganar con un gran número de estados de campo de batalla o pendulares.

Por ejemplo, Trump debe asegurar Texas, que después de mucho tiempo como sólidamente “rojo”, se ha movido un tanto hacia los demócratas en los últimos años, según Fox News. También Ohio, un estado péndulo de larga data sin el que ningún republicano ha ganado la presidencia; y Florida, que junto con Ohio ha sido durante mucho tiempo de los más importantes en las elecciones presidenciales.

Por otro lado, para Biden y sus partidarios son fundamentales los estados de Michigan y Wisconsin, así como Minnesota, que Trump perdió por poco en 2016, y Nevada.

Se espera que el martes por la noche la atención también esté sobre Georgia, Arizona y Carolina del Norte, así como un puñado de otros moderados.

 

Cierre de urnas

Las primeras urnas que cerrarán este martes a las 7 p.m. ET, serán las de Georgia, Indiana, Kentucky, Carolina del Sur, Vermont y Virginia. Las últimas de la noche caerán a la 1 a.m. ET en Alaska.

Georgia es el único estado de campo de batalla que verá sus urnas cerrar a las 7 p.m., pero será seguido por un aluvión de otros estados críticos.

Los centros de votaciones en Carolina del Norte y Ohio cierran a las 7:30 p.m. En Florida, Maine, New Hampshire y Pensilvania concluyen a las 8 p.m.

Por su parte, Arizona, Michigan, Nebraska, Minnesota, Wisconsin y Texas cierran las urnas a las 9 p.m. Los últimos serán los estados de Iowa y Nevada, a las 10 p.m.

 

¿Cuándo esperar por los resultados?

El presidente Trump ha exigido “un cierre total el 3 de noviembre”, en medio de advertencias de que el lento proceso de escrutinio de las papeletas por correo podría tomar días en algunos estados.

En el pasado, la mayoría de los estados han sido capaces de contar el grueso de las papeletas la noche de las elecciones después de que cierren las urnas. Pero en casi todos se necesitan días para que cada voto sea contado y el resultado total de la carrera electoral sea certificado.

Sin embargo, a medida que los estados van informando sus resultados parciales los medios de comunicación compiten por dar primero el resultado no oficial de la elección. Cuando, sobre la base de esa confluencia de factores, las organizaciones de noticias tienen suficiente confianza para decir que el candidato rezagado no puede revertir la tendencia a medida que se cuenten más votos, informan del posible ganador mediante lo que denominan “llamar a una carrera”.

Esas llamadas no representan el resultado oficial de la elección, sino la evaluación de expertos contratados por los medios para desentrañar si, a pesar de que los resultados electorales del estado aún no son oficiales, un candidato está seguro de ganar.

Pero en 2020 muchos estados, incluyendo los claves pendulares, pueden contar sus votos más lentamente que lo típico. Otros casos como en Pensilvania y Carolina del Norte, las juntas electorales aceptarán las papeletas que lleguen después del día de la elección, con fecha límite de envío el 3 de noviembre.

Pensilvania aceptará las papeletas hasta tres días después del día de las elecciones y Carolina del Norte recibirá boletas durante nueve días.

Si la contienda electoral está muy reñida en esos estados, u otros que podrían tardar más en contarlos, el escrutinio tardío podría ser importante para inclinar la balanza hacia uno u otro. De darse el caso, es probable que los medios de comunicación no hagan sus “llamadas de carrera” el 3 de noviembre y esperen hasta que se cuente un mayor porcentaje de votos.

 

El péndulo entre uno y otro

Tradicionalmente, los demócratas han votado de manera temprana y por correo más que los republicanos. La tendencia histórica se ha visto amplificada por la pandemia de coronavirus, según los informes, ya que el uso de esos métodos ha aumentado por aquellos que desean mantenerse alejados de las urnas.

Por eso habrá datos parciales reportados en cada estado que pueden favorecer desproporcionadamente a un candidato u otro, dando la ilusión de que Biden o Trump está liderando por más de lo que de otra manera podría ser.

Así, los estados que reportan sus votos tempranos y por correo inmediatamente después del cierre de las urnas probablemente comenzarán con un giro hacia Biden, considera un análisis de Fox News. Luego se vería cómo los números entre ambos candidatos se acercan a medida que pasa la noche, mientras se cuentan los votos en persona. Los estados que tardan más en contar las decisiones enviadas por correo probablemente verán conteos que favorecen a Donald Trump temprano el martes por la noche, a medida que los totales en persona entran, y luego un giro hacia Biden más tarde y potencialmente en los días siguientes.

La posibilidad de estas variaciones podría ser una razón más por la que los resultados dados por los medios se retrasen hasta el martes por la noche, el miércoles por la mañana, o incluso más.

 

También se compite por el Senado

Mientras tanto, 35 de los 100 escaños del Senado de Estados Unidos están en disputa este año. El panorama muestra a los republicanos, que actualmente tienen una mayoría de 53-45-2, a la defensiva.

La senadora republicana por Maine, Susan Collins, se enfrenta a la lucha política de su vida contra la líder de la Cámara de Representantes estatal de Maine, una demócrata.

Se espera que las carreras por el Senado de Georgia estén reñidas. Una es entre el senador republicano David Perdue, y el demócrata Jon Ossoff. También hay una elección especial entre el representante republicano Doug Collins y la senadora Kelly Loeffler, y el retador demócrata Raphael Warnock.

La presidenta del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham, verá si la designación de la jueza Amy Coney Barrett a través de su proceso de confirmación es suficiente para energizar su base y defenderse del bien financiado retador demócrata Jaime Harrison.

Fox News prevé que el senador republicano Thom Tillis, podría ser desbancado a pesar de que “los grandes escándalos han molestado a su oponente, el demócrata Cal Cunningham”.

El senador republicano de Texas John Cornyn es el favorito para ganar contra el demócrata MJ Hegar, pero podría ser reñida la carrera en un estado que ha visto aumentar los simpatizantes “azules” en los últimos años.

Los resultados de estas y otras elecciones –incluso en Alaska, Kansas y Minnesota– decidirán si los republicanos o los demócratas terminan controlando el Senado de los Estados Unidos, lo que podría servir como baluarte o apoyo a la agenda de quien sea presidente después del Día de La Inauguración. Se espera ampliamente que la Cámara de Representantes permanezca en manos demócratas, informó el medio citado.

Tags