EEUU planea comenzar con tercera dosis de vacunas en septiembre

Un comunicado del Departamento de Salud asegura que estudios recomiendan una tercera dosis de Pfizer y Moderna para mejorar la respuesta del organismo ante las nuevas variantes del virus.
Vacuna-EEUU
 

Reproduce este artículo

Autoridades de salud de EE. UU. comenzarán a vacunar con una tercera dosis de Pfizer y Moderna a personas que hayan recibido la segunda inyección ocho meses antes luego de que el plan reciba el visto bueno de la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés).

Tras la aprobación, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés) comenzaría con la nueva campaña de vacunación el 20 de septiembre, agregó la entidad en un comunicado conjunto con los principales expertos médicos del Ejecutivo.

Antes de iniciar este proceso, la tercera dosis de las vacunas de Pfizer y de Moderna deberá recibir el visto bueno de la FDA, agencia encargada de aprobar los sueros, y de un comité científico de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

El Gobierno explicó que ha tomado esta decisión tras concluir que la efectividad de las vacunas disminuye con el paso del tiempo después de recibir las primeras dosis.

“Los datos disponibles dejan muy claro que la protección contra la infección de SARS-CoV-2 empieza a disminuir tras las dosis iniciales de las vacunas, y en asociación con el predominio de la variante delta, estamos empezando a ver pruebas de una reducción de la protección contra la enfermedad leve y moderada”, indicó.

Los primeros en recibir la tercera inyección serán las personas que primero fueron vacunadas en EE. UU., es decir, los profesionales sanitarios y las personas que viven en residencias de ancianos.

Las autoridades también anticiparon que es posible que necesiten recibir una dosis adicional los vacunados con Johnson & Johnson (J&J), pero hasta el momento el cambio afecta a Pfizer y Moderna.

En ese sentido, detallaron que el suero de J&J no comenzó a administrarse hasta marzo de 2021 y están esperando recibir más datos sobre esta vacuna en las próximas semanas para decidir si es necesaria una dosis adicional.

Actualmente hay tres vacunas con autorización de uso de emergencia en EEUU: las de Pfizer y Moderna, que requieren de dos dosis, y la de monodosis de J&J.

Las de Pfizer y Moderna emplean tecnología de ARN mensajero, que es una especie de código que la vacuna entrega a las células. Dicho código sirve como un manual de instrucciones para que el sistema inmune del vacunado aprenda a reconocer el coronavirus y lo ataque.

Sueros como el de J&J utilizan un adenovirus, que es un virus “desactivado” que manda instrucciones al cuerpo de la persona vacunada para combatir la Covid-19.

La variante delta del virus ya se ha detectado en más de 100 países en todo el mundo y se cree que se convertirá en la variante dominante a nivel mundial en los próximos meses.

En Estados Unidos, por ejemplo, la delta es ahora responsable del 83% de los casos de Covid-19, según BBC.