Afganistán: Biden califica de "éxito extraordinario" retirada de EEUU

En un discurso a la nación, el mandatario dijo que "no había otra alternativa" y sugirió que la administración Trump fue responsable de los avances del Talibán antes de su llegada a la presidencia.
 

Reproduce este artículo

El presidente Joe Biden calificó este 31 de agosto la retirada de Afganistán de “éxito extraordinario” en un discurso a la nación, al mismo tiempo que culpaba al ex presidente Donald Trump y las fuerzas de seguridad afganas de la toma del país por los talibanes.

Veinticuatro horas después de la salida del último avión estadounidense de Kabul, Biden defendió enérgicamente su decisión de poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos y retirar a todas las tropas antes del plazo del 31 de agosto.

El presidente se refirió con palabras elogiosas al puente aéreo que salvó a 120 000 personas al decir que “ninguna nación ha hecho algo así en toda la historia”, aunque todavía quedan más de 100 estadounidenses y miles de afganos rodeados por los talibanes.

“Solo Estados Unidos tenía la capacidad, la voluntad y la habilidad para hacerlo, y lo hicimos hoy”, dijo, y aplaudió la “valentía y el coraje desinteresado” de los militares, diplomáticos y profesionales de inteligencia estadounidenses.

Describió la prisa por evacuarlos a todos como una misión “misericordiosa”, pero también lamentó los muertos durante la operación. Veinte miembros del servicio resultaron heridos, señaló Biden, y trece “héroes dieron sus vidas”.

“Tenemos con ellos y sus familias una deuda de gratitud”, dijo. “Nunca podremos pagar. Pero nunca lo olvidaremos”.

Biden ha sido objeto de críticas por la forma como Estados Unidos salió de Afganistán, con una evacuación caótica y con espisodios de violencia que incluyeron un atentado suicida cuyo saldo fueron 13 militares estadounidenses y 169 civiles afganos muertos.

Durante el discurso a la nación, Biden declaró que la salida era inevitable tras 20 años de guerra. Las posibilidades de violencia eran reales, independientemente del momento en que se planificara y se realizara.

“A los que piden una tercera década de guerra en Afganistán les pregunto: ¿Cuál es el interés nacional vital?”, dijo Biden. “Sencillamente, no creo que la seguridad de Estados Unidos mejore con el despliegue continuo de miles de efectivos estadounidenses y gastando miles de millones de dólares en Afganistán”.

Sobre Trump —a quien no mencionó por su nombre, refiriéndose a él como “la anterior administración”—, dijo que había pactado con el Talibán para salir el 1 de mayo y agregó que cuando asumió el cargo en enero los islamistas “se encontraban en su posición militar más fuerte desde 2001”.

“La administración anterior dijo que, si nos apegábamos a la fecha límite del 1 de mayo, los talibanes no atacarían a ninguna fuerza estadounidense, pero si nos quedábamos, todas las apuestas estaban canceladas”, declaró.

"Así que nos quedamos con una decisión simple: cumplir con un acuerdo hecho por la última administración y marcharnos, o decir que no nos íbamos y enviar otras decenas de miles de tropas más para regresar a la guerra”.