Aumenta la tensión electoral en Facebook y entre cubanos de la Florida
Facebook eliminó 216 anuncios de la campaña 2020 del presidente Trump con críticas a su oponente Joe Biden. La polarización política aumenta, y se expresa notablemente en las redes sociales, también entre cubanos del Sur de la Florida
Trump y Biden con Facebook en el medio. Foto: Fox News
 

Reproduce este artículo

Facebook eliminó 216 anuncios de la campaña 2020 del presidente Trump que hacían afirmaciones sobre su oponente Joe Biden, relacionadas con los refugiados y el coronavirus, alegando que el contenido violaba las políticas de la compañía, según un informe del jueves.

Según la compañía, los anuncios de la página de Facebook de Donald J. Trump afirmaban, sin evidencia, que “a pesar de los riesgos para la salud [de la] COVID-19”, Biden aumentaría drásticamente el número de refugiados de Siria, Somalia y Yemen, informó CBS News.

“Rechazamos estos anuncios porque no permitimos las afirmaciones de que la seguridad física, la salud o la supervivencia de las personas se vean amenazadas por personas debido a su origen nacional o estado migratorio”, dijo un portavoz de Facebook al medio.

La biblioteca de anuncios en línea de Facebook muestra que Donald J. Trump for President, Inc. desembolsó entre 10 000 y 15 000 dólares por los videos de 15 segundos, que comenzaron a publicarse el miércoles, reportó el medio New York Post.

 

Elecciones 2020 en las redes sociales

Durante la anterior contienda electoral, Facebook estuvo envuelto en lo que se considera la mayor filtración de datos de la red, luego de que se conociera que la consultora Cambridge Analytica, obtuvo información de al menos 50 millones de usuarios, recuerda Milagros Boyer en Panam Post. Supuestamente, esos datos servirían para generar anuncios políticos favorables a la campaña presidencial de Trump, y al referendo en Reino Unido por la separación de la Unión Europea.

Pero en la actualidad, simpatía por Trump es lo menos que parecen tener las grandes compañías digitales, con Facebook a la cabeza.

El periodista de The Epoch TimesMiguel Moreno, reportó sobre la “intervención” de redes sociales en la campaña presidenciales a favor de Biden, específicamente mediante una acción de YouTube durante las transmisiones de la Convención Demócrata. En la red de audiovisuales se habría manipulado las cifras relacionadas con “me gusta” y “no me gusta” en las primeras dos noches del evento.

 Según la investigación citada por Panam Post, durante la primera noche de la convención del Partido Demócrata en los tres canales que transmitieron en vivo por YouTube, los “no me gusta” eran iguales o incluso mayores que las apreciaciones positivas del evento. Pero al día siguiente, estos números desaparecieron y la tendencia se inclinaba ampliamente a favor de los “me gusta” sobre Biden.

“Las pruebas mostradas por Moreno indicaban que en el canal oficial de Joe Biden hubo un descenso de 5 800 'no me gusta' a 3 300 el día siguiente, mientras que en la transmisión de la NBC ocurrió el mismo patrón, es decir, los 'no me gusta' bajaron de 5 100 a 2 800 al finalizar el evento”.

Por otro lado, este no es el único escándalo rodeando las redes sociales y las elecciones en EE.UU. El ejecutivo de Twitter a cargo del esfuerzo para verificar los comentarios de Trump (fact-checking) tiene un historial de publicaciones contra el presidente y sus colaboradores, incluso calificó a McConnell, el líder de la mayoría del senado como una 'bolsa de pedos'

 

¿Cómo viven la campaña en redes los cubanos de Florida?

La polarización sobre el presidente Trump y su candidato oponente aumenta, y las diferencias se expresan notablemente en las redes sociales. Las tensiones entre cubanos en el Sur de la Florida también van escalando en el mundo virtual.

A la cubana Gretell Salermo le atacaron su cuenta de Facebook y la reportaron como “falsa” por expresar su apoyo al Partido Republicano y asegurar que votaría por Donald Trump.

La exiliada que huyó de la isla a los 33 años aseveró que apoyaría a apoyar a todo aquel que esté en contra del comunismo en Cuba.

“Vamos a respetarnos”, pidió Salermo, quien opina que no aceptar las opiniones distintas fue lo que hizo Fidel Castro desde 1959, apoderándose de la prensa en Cuba.


La polarización en redes entre los cubanos, que no necesariamente es un reflejo exacto de todo el panorama “real”, sí permite identificar extremos opuestos en los que, de un lado, si votas por Trump “no te importa Cuba” o recibes ataques y etiquetas de ser racista, mal educado; y del otro, si votas por Biden eres comunista, marxista, y querrías el caos en las calles.

En el debate incluso se ha visto envuelto el intelectual cubano Carlos Alberto Montaner, de probada militancia anticastrista. Tras hacer críticas al presiente norteamericano en varias columnas, ha sido acusado hasta de comunista por unos, e idealizado por otros, acólitos del partido demócrata en Florida quienes rechazan la figura de Trump y ahora buscan en Montaner una validación de sus ideas.

Otro bajo fuego por expresar su apoyo a Trump fue el gran pelotero cubano “El Duque” Hernández, quien dejó claro a quién quería para presidente, algo que le corresponde como ciudadano estadounidense y nunca pudo hacer en la dictadura castrista.

El usuario LFelipe Rojas apoyó el derecho a expresarse del importante ex MLB cubano: “En estas mismas redes la gente ha defendido su derecho a aclamar, casi a adorar a figuras (…) como Alicia Alonso, Bola de Nieve, la Orquesta Los Van Van, Eusebio Leal o Silvio Rodríguez que abiertamente expresaron su apoyo por la revolución cubana y su sistema de crímenes y censura o que al menos callaron ante estos horrores. (…) El condenable es el régimen cubano que no permite la factible opción de criticarle y oponérsele, so pena de fusilamientos, cárcel o exilio”.

Otro de los ejemplos de la polarización en redes por el tema político lo protagonizó hace unos meses la hija del humorista cubano Alexis Valdés que llegó a comparar a los votantes que apoyan a Trump con ‘esclavistas’.

“Sueño con el día que los votantes de Trump pasen a la historia como el peor grupo de personas en la historia americana después de los dueños de esclavos”, decía la joven modelo que llegó a Miami siendo una niña.

En un punto más centrado, pasiones y preferencias políticas aparte, Rojas en su defensa del Duque celebró el sistema norteamericano diciendo que “las calles de EE.UU verán hasta noviembre y más allá manifestaciones de apoyo a Trump y Biden en una noria democrática que tiene lugar cada 4 años y no los interminables 60 eneros que dura la larga noche cubana”.