Arrestada por toser ante un paramédico
“Tengo el coronavirus”, gritó la acusada, según la policía de Orlando
Policía de Orlando
 

Reproduce este artículo

Una mujer arrestada por agredir a su novio gritó “Tengo el coronavirus” y luego tosió intencionalmente ante un paramédico, a quien roció con “cantidades copiosas de saliva”, según acusa la policía.

Los agentes que respondieron el miércoles temprano a una llamada de violencia doméstica en Lady Lake, un suburbio de Orlando, encontraron a la víctima ensangrentada. El hombre, cuya nariz estaba rota, dijo a los oficiales que había sido atacado por su novia, LaDonald Shakkie Holmes.

El hombre alegó que estaba acostado en la cama con Holmes, de 38 años, cuando ella le dijo “que quería tener relaciones sexuales”, según una declaración jurada de causa probable. La víctima recordó que él se negó a comprometerse con Holmes “ya que ella lo dejará para volver con su ex esposo”.

Según los documentos del caso Holmes se puso “muy agitada y en ese momento ella” dio una patada “a la víctima en la nariz” y luego le propinó otros golpes, alegan los policías.

“Eso provocó que la víctima se rompiera la nariz, la víctima comenzó a sangrar sobre sí mismo y la residencia”.

Según se reveló en la declaración jurada, Holmes es un “cinturón negro en artes marciales”.

La acusada fue arrestada por maltratar a su novio. Cuando los policías trataron de llevarla a un patrullero, Holmes hizo resistencia tirándose al suelo, lo que llevó a los policías a convocar a los paramédicos porque no estaba claro si “estaba teniendo un episodio médico”.

Cuando los paramédicos intentaron evaluar a Holmes, ella se volvió físicamente combativa. Después de que un trabajador de sedó a la arrestada, cuando estaba siendo colocada en una camilla Holmes gritó “Tengo el coronavirus”.

La detenida supuestamente tosió directamente en la cara del paramédico de EMS, lo que "resultó en grandes cantidades de saliva” en su cara.

Posteriormente, Holmes fue transportada a un hospital local para una evaluación adicional, aunque la presentación judicial no indica si ella, de hecho, tiene el coronavirus infeccioso. La declaración jurada no revela qué tratamiento se le dio al paramédico.

Ahora Holmes enfrenta dos delitos graves por violencia doméstica y atacar a un paramédico. Fue liberada de la cárcel del condado el jueves por la noche después de pagar una fianza de 7 mil dólares. Holmes, cuya hoja de antecedentes penales incluye varias condenas anteriores por agresión, está programado para ser procesada el 13 de abril.