Ya son 22 muertos por las inundaciones en Tennessee

22 personas murieron y decenas continúan desaparecidas luego de las fuertes lluvias que provocaron inundaciones en la región central de Tennessee
Inundaciones en Tennessee / Foto: AP
 

Reproduce este artículo

Ya son 22 personas muertas a raíz de una lluvia de grandes proporciones que generó inundaciones por la región central de Tennessee, mientras los rescatistas continúan buscando a decenas de desaparecidos entre casas destruidas y escombros.

Las inundaciones del día sábado arrasaron con torres de telefonía celular y líneas telefónicas, lo que impidió que los residentes pudieran comunicarse con sus seres queridos ante el diluvio sin precedentes.

“Dada la cantidad de víctimas mortales, espero que en este momento se realicen más esfuerzos de recuperación que de rescate”, indicó el Director de Gestión de Emergencias de Tennessee, Patrick Sheehan.

Entre los muertos, se encuentran dos bebés gemelos que fueron arrebatados de los brazos de su padre por las aguas, según los familiares sobrevivientes.

El Sheriff del condado Loretts Lynn, con unos 18.000 habitantes y situado a unos 96 kilómetros al oeste de Nashville, dijo que había perdido a uno de sus mejores amigos.

Muchos de los desaparecidos viven en vecindarios donde las aguas crecieron con mayor rapidez, confirmó el jefe policial del mismo condado, Chris Davis. Sus nombres estaban escritos en una pizarra en el centro de emergencia del condado y publicados en la página de Facebook del Departamento de Policía.

El gobernador de Tennessee, Bill Lee, recorrió el área de la Calle Principal de Waverly donde algunos hogares fueron arrancados de sus cimientos.

Las aguas subieron hasta 43 centímetros en tan solo 24 horas el día sábado, lo que rompió récord en Tennessee, quien había tenido una crecida de aguas de ocho centímetros para un solo día, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

Las zonas más afectadas registraron el doble de lluvia de lo que el área del centro de Tennessee había recibido en el peor escenario previo de inundaciones, según los meteorólogos.

Los científicos han advertido que esta clase de desastre será cada vez más común debido al calentamiento global.

El reporte del Comité Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) descubrió que el cambio climático, provocado por el hombre, duplica las posibilidades de que se produzcan aguaceros mortales como el de agosto de 2016, que arrojó 66 centímetros de lluvia alrededor de Baton Rouge, Luisiana, y que dejó 13 muertos y dañó 150.000 hogares.