Piden la libertad de diplomático español secuestrado en Colombia
Alianza de Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical piden respeto por la vida de su director y exigen que lo liberen prontamente.
Fotografía cedida hoy por el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), que muestra a su director, el agrónomo español Jesús Quintana García, en Palmira (Colombia). EFE/CIAT
 

Reproduce este artículo

La Alianza de Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) pidieron este lunes que se respete la vida de su director, el agrónomo español Jesús Quintana García, secuestrado este fin de semana en el suroeste de Colombia, y exigieron que sea dejado en libertad.

"La Alianza pide respeto por la vida de nuestro colega y exige que lo liberen prontamente", manifestó el grupo en un comunicado divulgado este lunes.

El secuestro de Quintana ocurrió cerca de la localidad de Toribío, en el norte del departamento del Cauca (suroeste), cuando se movilizaba en su vehículo en dirección al vecino departamento del Huila, según confirmó el domingo el director de la Policía colombiana, general Óscar Atehortúa.

La Alianza precisó este lunes que el hecho ocurrió el sábado y que Quintana "fue retenido ilegalmente por un grupo armado en confusos hechos" que son investigados por las autoridades colombianas.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, también se refirió este domingo al secuestro del director del CIAT, organismo que tiene sede en la ciudad de Palmira, unos 25 kilómetros al noreste de Cali, capital del Valle del Cauca, aunque sin dar detalles de lo sucedido.

"Naturalmente se trata de un secuestro que nos preocupa mucho como nos preocupa el secuestro de cualquier persona en nuestro país, y en este caso concreto porque tiene la connotación de un funcionario internacional que tiene estatus diplomático y que es la cabeza en nuestro país de un centro de la mayor importancia y trascendencia para Colombia", manifestó el ministro.

 

EXPERTO EN DESARROLLO RURAL

Quintana, oriundo de Málaga (España), es experto en desarrollo rural sostenible, con treinta años de experiencia en el sector, y es el director gerente para las Américas de la Alianza entre Bioversity International y el CIAT, dos centros de investigación sobre agricultura, nutrición y medio ambiente.

Además de la sede de Palmira, el CIAT cuenta con oficinas regionales para África, ubicada en Kenia; para Asia, en Vietnam, y para Centroamérica, situada en Nicaragua.

La Alianza de Bioversity y el CIAT es a su vez una organización internacional sin ánimo de lucro "que brinda soluciones científicas que aprovechan la biodiversidad agrícola y transforman los sistemas alimentarios de manera sostenible para mejorar la vida de las personas en medio de una crisis climática, y trabaja de la mano con los agricultores en incrementar su calidad de vida", recordó hoy esa entidad.

En su larga carrera dedicada al desarrollo rural sostenible, Jesús Quintana ha trabajado con organismos internacionales en Guatemala, Mozambique, Bolivia, Paraguay, Filipinas y Colombia.

También ha colaborado con diversas instituciones como la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), el Banco Africano de Desarrollo (BAfD), el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Cooperación Japonesa (JICA) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid).

 

APOYO AL CAMPO Y LA NATURALEZA

En los meses que lleva en Colombia, Quintana se ha destacado por impulsar proyectos para el desarrollo de tecnologías que ayuden a la seguridad alimentaria y a enfrentar los problemas de los recursos hídricos de la Amazonía.

Fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID) del Ministerio de Asuntos Exteriores de España dijeron este lunes a Efe en Madrid que la Unidad de Delincuencia Especializada y Violencia (UDEV) de la Policía Nacional de ese país colaboran con la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía colombiana en la investigación del secuestro.

Sin embargo, este trabajo se lleva a cabo "dentro la máxima confidencialidad" con la intención de "preservar la integridad física de la presunta víctima", dijeron las fuentes.