Detonan una granada en medio del velorio de cinco niños masacrados
El atentado que afectó a un bebé y 14 personas más ocurrió en la ciudad de Cali; al respecto, las autoridades buscan medidas para frenar la violencia.
Atentado con explosivo en Cali
 

Un muerto y 14 heridos deja la detonación de un artefacto explosivo en Cali, durante la velación de cinco jóvenes que fueron torturados y masacrados el pasado martes 11 de agosto en el barrio Llano Verde, al oriente de la ciudad.

El acto terrorista estaría dirigido al Comando de Atención Inmediata (CAI) de la Policía del sector, y fue detonada alrededor de las 6:30 p.m., mientras se llevaba a cabo el velorio de los niños asesinados, ocasionando lesiones a 15 personas, entre ellas una bebé de 10 meses y dos policías, informó el general Manuel Antonio Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

De acuerdo con un comunicado expedido por la Alcaldía de Cali, “este artefacto pegó contra las ramas de un árbol y explotó cerca de una vivienda [...] es un artefacto de elaboración industrial que pudo haber causado muchos más daños”. 

Los heridos fueron trasladados de manera inmediata a la Clínica Amiga y al Hospital Carlos Holmes Trujillo; a este último, llegó Hamer Díaz Hernández, un hombre de 36 años con múltiples heridas y en estado grave, que fue remitido a la Fundación Valle del Lili, donde horas más tarde falleció.

Hasta el lugar de los hechos llegó el ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, acompañado del comandante del Ejército Nacional y el director de la Policía, con el fin de establecer medidas adicionales para salvaguardar la seguridad de la ciudadanía.  

“Nuestro mensaje a #LlanoVerde en #Cali es que no están solos. Su @PoliciaColombia
 y @FuerzasMilCol seguirán trabajando por la seguridad de todos los caleños. Criminales que asesinaron a 5 jóvenes y atentaron contra @PoliciaCali responderán ante la justicia”, dijo Holmes a través de Twitter.

 


Para intentar reducir el incremento de violencia en la zona, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, anunció una militarización de la zona con presencia permanente en el sector de miembros del Ejército y de la Policía, “acordonando la zona y brindándole seguridad a nuestros ciudadanos”, explicó.

Con respecto al avance de las investigaciones para conocer cuáles son los vínculos entre la explosión y el asesinato de los cinco menores de edad, Ospina afirmó que no se trata de un solo individuo, sino de una actividad criminal de “mayor perfil”.

Asimismo, destacó que las autoridades están cerca de dar con la captura de los responsables de la masacre y el atentado terrorista. Pero se abstuvo de entregar cualquier tipo de información por asuntos de reserva.

En el sector donde se desarrollaron los acontecimientos, habitan un gran número de personas reinsertadas de grupos armados, y su población viene presentando denuncias por reclutamiento de menores de bandas criminales dedicadas al microtráfico.