Colombia le dice adiós a pruebas de cosméticos en animales
Se convierte en el primer país de América Latina en vetar las pruebas de cosméticos en animales mediante una ley sancionada por el presidente Iván Duque
Animales como monos, conejos y ratones son parte de estas prácticas crueles
 

Reproduce este artículo

La nación neogranadina prohibió las pruebas de cosméticos en animales mediante una ley impulsada por el presidente Iván Duque. Colombia da un paso gigante en la lucha contra el trato cruel de animales, utilizados en laboratorios de todo el mundo, con excepción de Reino Unido, Nueva Zelanda e Israel, que también pusieron fin a estas prácticas 

La Ley 2047 del 10 de agosto de 2020, prohíbe la experimentación, importación, fabricación y comercialización de productos cosméticos, sus ingredientes o combinaciones de ellos que sean objeto de pruebas con animales.

Para garantizar el cumplimiento de la ley -que entrará en vigencia en cuatro años- el Gobierno creará incentivos para el fortalecimiento de los laboratorios e instituciones de investigación nacionales "que desarrollen y apliquen modelos alternativos para evitar el uso de pruebas en animales en esta industria", dijo la presidencia en un comunicado.

"Estos estímulos se generarán a través de becas de financiación convocadas anualmente por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación durante los 15 años siguientes a la promulgación de esta ley", detalló el Ejecutivo.

Sin embargo, la normativa contempla dos excepciones: la primera, cuando un ingrediente tenga que ser sometido a pruebas de seguridad, por riesgos de salud o al ambiente y no existan pruebas alternativas validadas por la comunidad científica internacional. La segunda: cuando los datos de seguridad generados a través de pruebas en animales para un ingrediente se hayan realizado para otro propósito diferente al cosmético.

"¡Tenemos ley! Colombia el primer país suramericano que prohíbe las pruebas cosméticas con animales!", reaccionó el representante a la Cámara Juan Carlos Losada, autor del proyecto que fue aprobado en junio de 2019 por el Congreso. 

Por su parte, la organización internacional Animal Defenders destacó la medida como una "victoria" que impactará a los demás países de la Alianza del Pacífico: Chile, México y Perú.

Según la ONG, estas pruebas incluyen dosis tóxicas de productos para observar efectos venenosos a largo plazo, procesos en los que los animales pueden verse obligados a inhalar productos, ingerir o aplicar en la piel. Las investigaciones, según la organización, "han expuesto un sufrimiento extremo en las pruebas de cosméticos" por lo que aseguran que "son innecesarias y poco fiables".